Papeles e ilustraciones de la Almería de hace 250 años se muestran al público

  • El Archivo Histórico Provincial acoge desde ayer y hasta el 29 de mayo la exposición · Se pueden ver 18 volúmenes con datos de la Hacienda Pública relativos a 85 municipios de la provincia

La delegada de Cultura de la Junta, Yolanda Callejón, presentó ayer la exposición Almería hace 250 años. El catastro del Marqués de la Ensenada organizada por el Archivo Histórico Provincial. Callejón que estuvo acompañada por la directora del Archivo Histórico Provincial, María Luisa Andrés.

El Archivo Histórico Provincial expone por primera vez al público los tomos y las ilustraciones del Catastro del Marqués de la Ensenada, que forman parte de la riqueza de los fondos documentales que posee el Archivo. La muestra recoge una selección de 18 volúmenes, con ilustraciones y con datos de la hacienda pública relativos a 85 municipios de la provincia, que se realizaron a la mitad del siglo XVIII.

Yolanda Callejón explicó que "los fondos del Archivo Histórico Provincial disponen de más de 140 volúmenes pertenecientes a este Catastro. Hemos querido exponer algunos de ellos, sobre todo los que mejor se conservan y los que más se han adaptado al espacio expositivo del Archivo. Asimismo, se han digitalizado algunas de las ilustraciones que nos enseñan detalles de cómo eran los pueblos almerienses en aquella época, y que podemos ver a través de un audiovisual".

"Estos tomos son de un valioso testimonio impreso que suele servir de material de consulta para los historiadores, aunque hemos querido abrirlos al público en general y a los almerienses en particular. La exposición permanecerá abierta de lunes a viernes, hasta el 29 de mayo. Estos volúmenes son una pequeña parte del Catastro del Marqués de la Ensenada, pero tienen un gran valor histórico por el contexto en el que se enmarcan, ya que forman parte de los proyectos reformistas de la hacienda pública en el siglo XVIII", dijo Callejón.

Zenón de Somodevilla y Bengoechea, que era como se llamaba el Marqués de la Ensenada, fue ministro de Fernando VI y quiso implantar este catastro, eliminando el sistema fiscal de las Rentas Provinciales, basado en el consumo, por la Única Contribución, que debía gravar los rendimientos y beneficios.

Como es lógico, El Marqués se encontró con numerosas dificultades, la propia situación conflictiva dentro y fuera de España, por ejemplo, pero sobre todo con la oposición de los más pudientes, que con el sistema tradicional no pagaban lo que les hubiese correspondido. Así, pese a que en seis años se estudió prácticamente a todos los pueblos de Castilla, nunca sería puesto en práctica, quedando como antecedente teórico del Catastro actual, y como fuente documental para los historiadores.

En aquel entonces Almería era parte del Reino de Granada. El intendente del Marqués de la Ensenada envió a diversos administradores a la provincia para hacer un mismo interrogatorio a todos los miembros de los distintos pueblos, acerca del nombre de la población, si era de señorío o realengo, territorio que ocupa... formando así las Respuestas Generales. Paralelamente, se cuestionaba a todos los vecinos sobre sus bienes y rentas, creando los Memoriales, que, una vez comprobados, se pasaban al Libro de Hacienda. Con los datos demográficos, se formaba el Libro de las Familias.

En el Libro de Hacienda, iniciado con un croquis del municipio, se creaba un sumario con los nombres, por orden alfabético, de los vecinos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios