Pérez Siquier dona siete fotografías de la serie 'El Viaje' al Museo Ibáñez

  • Las obras, de gran formato, estarán expuestas hasta final de año que dedican al fotógrafo

Cuatro años después de su primera donación de obras al Museo Casa Ibáñez, nuevamente el fotógrafo Carlos Pérez Siquier ha elegido a la institución cultural olulense para depositar en ella siete de las fotografías pertenecientes a la serie El viaje.

Nuevas obras que vienen a incorporarse al importante fondo fotográfico que el museo conserva, y en el que se destaca especialmente la colección de obras del artista almeriense, más de ciento cincuenta imágenes en blanco y negro y en color, que la institución custodia.

Fotografías en color de gran formato, las ahora donadas formaron parte en su día de la exposición La mirada que en 2005 produjese el Ministerio de Cultura tras la concesión a Pérez Siquier del Premio Nacional de Fotografía 2003.

Imágenes de gran calidad y absoluta modernidad, estas fueron entonces positivadas sobre lona montada en bastidor de aluminio por el laboratorio Dinasa de Madrid, siguiendo métodos tradicionales de trabajo.

Serie que fue expuesta, entre otros espacios y al margen de la citada exposición organizada por el Ministerio de Cultura, en la Estación de Santa Justa de Sevilla (2003) y en los jardines de la Estación de Atocha de Madrid (2004), sobre estas fotografías señalaría Pérez Siquier en 2002 que "son como una ventana a través de la cual se ven los paisajes mentales de un viajero".

Sobre las mismas señalaría Martín Robles, en el libro Pérez Siquier esencial (2014), que son estas "unas imágenes, todas capturadas con una cámara de pequeño formato y sin flash, con el objeto de que los retratados no se percatasen de la presencia del fotógrafo, en las que quedarían visualmente resumidas las experiencias efímeras -a modo de ensoñaciones- del viaje en ferrocarril.

Unas fotografías sin artificios, fiel Pérez Siquier a los principios que sustentan su percepción de la realidad y la Fotografía, cuya singularidad responderá, como el propio artista confesaría a Miguel Ángel Blanco, "al movimiento del tren, a la fugacidad".

Con motivo de la donación de estas siete obras -que viene a sumarse a las 134 que ya cediese a la pinacoteca en 2011- los responsables del museo con sede en Olula del Río han decidido que las mismas queden expuestas hasta final de año en la sala que el Museo Casa Ibáñez dedica en permanencia, desde su apertura en 2005, a la obra fotográfica de Carlos Pérez Siquier, un maestro de la fotografía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios