Pilar Jurado junto a la OCAL brilla con su concierto de zarzuela y ópera

  • El Auditorio Maestro Padilla acogió la sobresaliente actuación de la soprano que presentó su nuevo disco 'El diablo en el poder'

Pilar Jurado, soprano y compositora, demostró el viernes porque está considerada una de las mejores voces de la lírica en España. La artista acompañada por la Orquesta Ciudad de Almería cerró el viernes el ciclo dedicado a este género creado por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería.

De la mano de la Orquesta y Coro Ciudad de Almería deleitó con una serie de obras de ópera y zarzuela incluidas en su disco El diablo en el poder. Un precioso recorrido musical que fue muy aplaudido por el público. "Lo que he pretendido es reivindicar todo nuestro género lírico y darle la categoría que tiene, interpretado con orquestas y grandes voces. Es la mejor manera que tenemos de defenderlo frente al resto del mundo, nuestro patrimonio musical".

Pilar Jurado, que se ha atrevido con el pop, jazz y hasta ha cantado con el grupo de heavy metal Mägo de Oz, en este concierto enlazó una música arraigada en la tradición española como es la zarzuela, con la universalidad de la ópera. De esta manera, su voz estuvo acompañada del sonido de las castañuelas, percusión, arpa y el resto de instrumentos que tan bien ejecutan los músicos de la Orquesta Ciudad de Almería.

La soprano mostró sobre el escenario la calidad de su portentosa voz, una técnica depurada, llena de matices, y una personalidad y cercanía arrolladora. A su lado, la musicalidad de la Orquesta y Coro Ciudad de Almería, que regresaba a su cita con los almerienses, aportando programas creativos y que contribuyen a que el público conozca y disfrute la música clásica.

El recital del viernes fue de gran belleza estética y musical, muy entretenido, con partituras de Saldoni i Remendo, Cappa, Barbieri, Gaztambide o Fernández Caballero, así como otras más populares, pertenecientes a zarzuelas y óperas, como El barbero de Sevilla, en la adaptación de Gerónimo Giménez y Manuel Nieto; Mirentxu, de Guridi; El niño judío, de Luna; o Doña Francisquita, de Amadeo Vives.

El momento más emotivo, y que demuestra el compromiso social de Pilar Jurado, se produjo en los últimos compases, cuando la soprano interpretó junto al coro infantil Pedro Mena, de Adra, Nana para dormir a un niño que no descansa, que ella misma ha compuesto como embajadora de la Organización Mundial del Trabajo, para denunciar la explotación laboral infantil.

"Ahora sí quiero que saquéis el móvil, y lo subáis a las redes sociales para denunciar la explotación infantil. Hablamos de cosas muy serias. Niños que están condenados a trabajar de por vida en determinadas fábricas y determinados campos porque nadie les va a dar la oportunidad de ser otra cosa en su vida que esclavos. Todo esto es terrorífico", explica. La canción se encuentra a la venta en iTunes a un precio de 0,99 euros y todos los beneficios de su descarga se destinan íntegramente a la causa.

Fue un concierto que fascinó al público por su variado y rico repertorio, donde Pilar Jurado muestra porque es una de las grandes divas de la lírica. Sobre el escenario convence y transmite mucho al publico. Regresaba al Auditorio Maestro Padilla y lo hizo a lo grande, como una artista de su nivel lo puede hacer. No faltaron sus fans que siempre le muestran su cariño.

Al final, Jurado se mostraba muy satisfecha de su concierto en Almería y muy feliz de haber contado con la Orquesta Ciudad de Almería dirigida por su gran amigo Michael Thomas. Los aplausos finales fueron la mejor muestra de que su actuación había gustado mucho en el Auditorio.

La Orquesta Ciudad de Almería, de la mano de su director Michael Thomas, sigue haciendo disfrutar a los almerienses con la música clásica, en esta ocasión junto a Pilar Jurado. El público salió muy contento tras haber escuchado algunas piezas que han sido recuperadas por Jurado de grandes compositores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios