'El Principito' llena el Maestro Padilla con su espectacular puesta en escena

  • Excelente recreación del paseo por los planetas y gran actuación de Casanova

La música, el juego de luces y, sobre todo, la espectacular puesta en escena hicieron las delicias del público que llenó el sábado, el Auditorio Maestro Padilla. Fue una noche auténticamente familiar, con presencia de padres con sus hijos para disfrutar de una historia conocida, la de El Principito, y descubrir la nueva propuesta incluida en el programa del Área de Cultura del Ayuntamiento de Almería.

Los aplausos al final de la obra rubricaron las buenas críticas que precedían a la historia planteada por Producciones Come y Calla y protagonizada por el joven y popular actor Eduardo Casanova.

Sobre el escenario una sugerente escenografía: oscuridad en la sala, y un diseño de la iluminación para enfocar la llegada a cada planeta por parte del ingenuo "Principito", como si fuera un trapecista, con diálogos ocurrentes y llamativos, como la primera persona que ha visto el negocio de coleccionar estrellas. "no le veo sentido, pues no puedes tocarlas, y además, yo riego mi rosa y crece, pero tú no eres útil para las estrellas", reflexionó El Principito.

En este paseo de planeta en planeta transcurre la primera parte de la obra, hasta que llega a un desierto africano de la Tierra, y se encuentra con una zorra, una serpiente y el aviador. Una reflexión a favor de la esencia de la vida, y contra el materialismo sin sentido. La música original de Pablo Salinas ayuda a recrear ese clima poético.

Ochenta minutos deliciosos, para disfrutar de una obra atractiva y sugerente. Eduardo Casanova, de Aida, realiza un excelente trabajo, y consigue darle ese toque ingenuo e infantil a su papel.

Estuvo acompañado por tres magníficos actores: Pep Munné, como el aviador, con una dilatada experiencia en el cine, teatro y televisión; Itziar Mirandas, en los papeles de rosa, zorra y serpiente, que ha intervenido en películas como La soledad era esto o Celos de Vicente Aranda; y Mario Sánchez, en los papeles de vanidoso, farolero, rey, hombre de negocios y geógrafo, y que también ha intervenido en numerosos proyectos de cine y teatro.

Una atractiva adaptación de la fábula de Antoine de Saint Exupéry, por parte de Pablo Ramos, que recibió numerosos aplausos del público que llenó el Auditorio Maestro Padilla, en una noche fantástica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios