Raphael canta 34 canciones en dos horas y media en Roquetas

  • El artista nacido en Linares presentó los temas de su último disco 'De amor y desamor'

Menuda noche de música brindó Raphael pasado sábado en el Teatro Auditorio de Roquetas de Mar. El cantante de Linares, que se mostró encantando de regresar a Roquetas, llegaba con su último disco De amor y desamor, con una gira que está resultando un éxito. Desde hace varios días no quedaba una entrada para ver al artista.

Fueron dos horas y media muy intensas con un público, mayoritariamente fans, que en muchos casos animaron al artista y en otros pasaron medio concierto en pie. Unos aplaudían sin descanso y otros incluso gritaban 'torero' a Raphael. El cantante que este año cumplirá 72 años posee una voz fascinante y su capacidad interpretativa conecta con gran facilidad con sus seguidores.

Y es que Raphael sigue incombustible. Es un artista que no puede vivir sin la música ya que es su pasión, sin el contacto cercano con su público y sobre todo sin recibir el aplauso. "Estoy muy feliz de estar en Roquetas, año tras año, y los que me quedan por venir", comentó Raphael.

Durante dos horas y media, Raphael deleitó a sus fans con más de treinta canciones, entre las que las que las más aplaudidas fueron las más apasionadas, como Yo sigo siendo aquel, Maravilloso corazón y Escándalo. La noche comenzó con Yo soy aquel, para continuar con Si ha de ser así, La noche, Mi gran noche y Provocación.

"Que felicidad estar aquí un año mas con todos ustedes y todos los que quedan", aseguraban Raphael mientras entonaba la canción Digan lo que digan para continuar con Se me va, La canción del trabajo, Será mejor, Yo sigo siendo aquel y Me estoy quedando solo. Cada canción hacía que el público se levantará de sus asientos para aplaudir al artista de Linares.

"Manuel Alejandro para mi es el mejor compositor que ha habido y mi preferido, lo que no sabía es que se está convirtiendo en mi biógrafo, el retrata muy bien los estados anímicos de mi vida, por eso siempre sabe lo que me gusta cantar", dijo el artista mientras cantaba Cuatro estrellas.

Otro momento inolvidable de la noche fue poder disfrutar viendo a Raphael cantando la canción Gracias a la vida. "Este tema lo grabé en los años 70 pero no fue escrita para mi. Quien me iba a decir a mi que años después la volvería a cantar y entenderán que se ha convertido en un himno para mi". Continuaría con canciones como Cuando llora mi guitarra, Un día más, Hablemos del amor y Estuve enamorado.

"Tengo la gran suerte de tener un repertorio muy extenso, enorme. A veces no se como me puedo acordar de las letras", explicaba el interprete. Luego continuaría con Cuando tu no estás, Desde aquel día, Amor mío, Por una tontería, Detenedla ya, No puedo arrancarte de mi, Maravilloso corazón, Fuimos dos y Si no estuviera tu.

La parte final del concierto fue vibrante con canciones como En carne viva, Escándalo y Que sabe nadie. Otro momento para enmarcar de la noche fue la interpretación de Frente al espejo, donde Raphael lanzaba una silla a un gran espejo tras concluir la canción. El final no podía ser de otra manera, con El Tamborilero y Como yo te amo. El público se marchó encantado del Teatro Auditorio y feliz de haber disfrutando de un gran concierto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios