Ricardo Giner imparte un curso de danza árabe en el Rafael Florido

  • Cristina Samaniego ha invitado al profesor murciano Ricardo Giner para que sea él quien enseñe los secretos de este tipo de baile a un grupo de mujeres

Comentarios 0

El pabellón Rafael Florido ha sido escenario este fin de semana de la celebración de un curso de danza árabe que ha sido impartido por el bailarín Ricardo Giner y que ha sido organizado por Cristina Samaniego, bailarina almeriense y una de las más grandes expertas en danza oriental en España.

Giner, que es una delicia verlo como enseña a las alumnas, subrayaba ayer que "hay bastante nivel en estas alumnas de Almería. Está cambiando el concepto de la danza árabe en España porque hasta hace unos cinco años se pensaba que era tan solo ponerse un pañuelo y mover el culo. La danza árabe es una cultura que conlleva la danza, la cultura y otras muchas cosas. Hay gente como Cristina Samaniego que está haciendo un gran trabajo". El sábado el curso se centró en la danza baladi o danza popular del pueblo, mientras que ayer domingo se trabajó en el estilo Oum Kalthoum, diva de la canción árabe por antonomasia, fallecida en 1975. Esta mujer fue la que cambio el concepto de la música árabe. "Kalthoum en el mundo árabe es como Camarón en España", explica Ricardo Giner.

"La danza árabe es un trabajo de años. No es solo mover las caderas. La danza oriental no tiene límites de edad, aunque otra cosa es que te quieras dedicar profesionalmente a esto. La danza árabe hay gente que la utiliza para desconectar y otra gente la utiliza para dedicarse a ella profesionalmente. Se trata de una danza muy personal y muy íntima, aunque con mucha fuerza. Yo cuando subo a un escenario se me olvida el mundo y cuando termino vuelvo a este mundo".

Giner también tuvo palabras de elogio para Cristina Samaniego, de la que decía que "la conocí en Madrid y la fichamos para el Ballet de Murcia como primera bailarina. Cristina es un diamante en bruto que todavía se puede pulir mucho. Ella lleva un gran trabajo y la disciplina de ballet ya la tiene. Es una profesional muy buena y con un gran futuro".

El bailarín murciano tiene muy claro que "cuando ofrezco un curso quiero ante todo que la gente sea ella misma, que se relajen y trabajen. Mi intención es que la gente se vaya con un claro concepto de lo que es la danza árabe y su ritmo y que luego sean ellas mismas a la hora de bailar", confiesa Giner.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios