Silvana Marrero pone sentimiento en su viaje musical en la Plaza Vieja

  • La intérprete hizo habaneras, boleros, milongas y tangos en una actuación sobresaliente

Desde Uruguay a España en un viaje musical de ida y vuelta, pasando con el folclore latinoamericano, es lo que ofrecieron el viernes, Silvana Marrero y Carlos Darakjian, en un encantador concierto, lleno de dulzura, de magia, de belleza estética y musical.

Un viaje sensorial que transportó al público al Malecón de la Habana al interpretar una preciosa habanera, a un local nocturno de Buenos Aires para bailar un delicioso tango, o una milonga en pleno centro de Montevideo. Una pasión, la música, que nace en Uruguay, país de estos dos artistas, y se deja querer con las influencias europeas y antillanas.

El grupo, integrado por violín y violonchelo entre otros instrumentos, le da una sonoridad especial, aunque la personalidad la proporciona la cantante, Silvana Marrero, elegante, con una dulce voz, en una nueva fiesta de las músicas del mundo que es Alamar2015.

La Plaza Vieja, llena de público, fue el escenario de este concierto ofrecido por dos de los mejores exponentes de la nueva canción popular uruguaya, de marcado cariz rioplatense, dando protagonismo a la milonga, el tango o la bossa nova, pero dejando que sus influencias lleguen a otros géneros.

La voz de Marrero se une a la de Darakjian, también compositor y pianista, en el disco 'Ida y Vuelta', sobre el que centraron su repertorio. Un viaje de integración musical entre Europa y América, muy aplaudido por los numerosos asistentes al concierto enmarcado dentro del Almería Summer Festival.

Alamar 2015 se cierra hoy, domingo, con el colofón de Raimundo Amador que pone el broche de oro de Alamar 2015. Amador es uno de los pioneros y máximos exponentes de la fusión entre el flamenco, el blues y el rock.

La trayectoria profesional de Raimundo es apabullante, desde su participación en el histórico disco La Leyenda del Tiempo de Camarón de la Isla, su paso por el transgresor grupo Veneno, junto a Kiko Veneno, sus años en Pata Negra y también como solista, camino en el que cosechó una gran amistad personal y musical con el recientemente fallecido B.B. King, leyenda mundial del blues. Una buena forma de acabar la semana en pleno verano almeriense.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios