Trueba: “Niño Josele es un músico puro, ejemplo de artista no contaminado”

  • El cineasta habló con la prensa tras la gran acogida del lunes de su película ‘El baile de la victoria’ en el Cervantes · Habló de sus preferencias y dejó constancia que no le gusta el cine de Sergio Leone

Fernando Trueba se mostraba ayer muy contento de la acogida de su película El baile de la victoria que se proyectó el lunes en el Teatro Cervantes. En su comparecencia ante la prensa habló mucho de cine, aunque también lo hizo de su faceta como productor musical.

En este apartado habló del guitarrista almeriense Niño Josele al que ha producido sus discos Paz y Española. “El Niño Josele es un músico puro y uno de los artistas más grandes que hay en este país. Para mí es ejemplo del artista no contaminado y haber hecho con él, el disco Paz y ahora Española,  ha sido una de las cosas más bonitas que he hecho en mi vida y de las que me siento más orgulloso. Curiosamente en este país, el Niño Josele está todavía por descubrir, puesto que sé que aquí en Almería lo conocen y la gente del flamenco sabe de  su valía, pero falta mucha gente por enterarse del pedazo de artista que es este hombre”.

En cuanto a su participación en los Encuentros con Directores de Cine que organiza Unicaja, Trueba señaló que “para mí es un placer poder encontrar al público y hablar con ellos. En realidad, para los que hacemos cine siempre es una alegría tener ese diálogo con la gente”.

Con una claridad asombrosa y dejando bien claro que jamás le gustó el actor Marlon Brando, el cineasta subrayó que “estamos en una época  bajo el dominio de las televisiones, que lo que buscan es una película prime time, con lo cual se acaba haciendo un tipo de película, que es como un capítulo de una serie de televisión pasada a cine”.  También habló del género de la comedia en el cine. “Aunque se han hecho maravillosas comedias y dramas sobre adolescentes, pero sin embargo, en el lenguaje televisivo se ha rebajado a una especie de subgénero que no tiene ningún interés ni en televisión ni en cine”.

Recordaba ayer su gran amistad con el actor Eli Wallach, el cual trabajó en la película Two Much. “Mantenemos una excepcional relación desde entonces y es más cuando voy a Nueva York a pesar de su edad va a buscarme. Luego nos vamos a comer a un club de Jazz de noche. Es una persona llena de vida, entrañable, con un gran sentido del humor y un contador de historias increíble. Yo me pasaría la vida oyéndole, y también es un gran lector. Compartimos algunos amores literarios”.

En cuanto a sus preferencias a la hora de trabajar, Trueba tiene claro que “me dejo llevar por el instinto, me gusta hacer cosas diferentes. Acabo de terminar una película de dibujos animados. Intento no programar nunca ni mi vida ni mi carrera, sino vivirla. Cada película es una vida que tienes, es una oportunidad de compartir con unas gentes durante un tiempo. Hasta me aburre la gente con estilo”.

Seguidor del cine antiguo, es un cinéfilo declarado. Eso sí, hay directores que no le gustan como Sergio Leone. “Nunca me ha gustado el cine de Leone. Ahora recuerdo que siendo niño veía largas colas para ver la película La Muerte tenía un precio. Todo el mundo quería ver las películas de Leone, pero a mi  nunca me gustaron. Aunque ahora se le considera a Leone como uno de los grandes, a mi no me gusta. Tampoco me gusta David Lean. Respeto lo que hizo, y reconozco que hacía grandes películas, pero no lo llevo en mi corazón”.

Hablando de recuerdos, también se acordó de Fernando Fernán Gómez y de su gran amigo Paco Rabal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios