Los almerienses se echan a la calle para vivir una velada de ocio y cultura

  • En su quinta edición esta cita cumple las expectativas con una fórmula que aúna cultura y ocio, complementada con la oferta comercial Ramón Fernández-Pacheco asiste a la apertura en la Puerta de Purchena

La celebración de la Noche en Blanco, organizada por el Ayuntamiento de Almería, volvió a ser un éxito de convocatoria, en su quinta edición contando con miles de personas, de todas las edades, que llenaron con su presencia las calles del centro de la capital y participaron en alguna de las cerca de 70 actividades que se habían incluido en su programación.

Esta cita, que conjuga ocio y cultural, complementada con la participación del comercio local, sigue creciendo año tras año en su objetivo de revitalizar el Centro Histórico de Almería y favorecer la dinamización comercial. En este sentido, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco mostraba su satisfacción "por la presencia en la calle, masiva, de gente participando de esta celebración. Resulta muy grato e ilusionante, da mucho ánimo, ver hasta que punto La Noche en Blanco se ha convertido en un referente y en un acontecimiento para la ciudad. Un año más debemos congratularnos de que el esfuerzo en la organización, que empieza en el Ayuntamiento y se ve acompañado de otras administraciones, del comercio y la hostelería, tenga imprescindiblemente el respaldo de los almerienses y visitantes, llenando las calles cada año".

Satisfacción que también trasladó el responsable municipal del área de Fomento, Carlos Sánchez, organizadora de esta iniciativa de manera coordinada con otras áreas municipales, quien significó "la presencia de muchas familias, el aumento de participación y la implicación de instituciones públicas, asociaciones y establecimientos comerciales, más de 150, organizando incluso sus propias actividades y ofreciendo descuentos a sus clientes. Todo ello ha sido fundamental para el éxito de esta nueva edición en la que se ha apostado por extender la actividad hasta la calle General Tamayo, siguiendo el Paseo de Almería, y seguir ampliando el radio de acción en el desarrollo de actividades, llegando incluso a la explanada del Mesón Gitano, a los pies de La Alcazaba".

Un año más la Noche en Blanco, desarrollada en horario de 20:30 a 2 horas, se caracterizó por aunar diferentes alternativas culturales, turísticas y comerciales que apuestan por la dinamización comercial y la revitalización de la zona centro, creando un nuevo foco que atrae a cientos de visitantes y turistas.

La calle sirvió de escaparate y gran protagonista de la sucesión de actuaciones y actividades que se alternaron en diferentes espacios y escenarios de la ciudad, muchos de ellos ya habituales en este evento, caso de Puerta Purchena, Plaza del Educador, Plaza Vieja, Paseo de Almería y la Rambla Obispo Orberá.

Esta edición volvió a arrancar en Puerta Purchena, con la actuación de los almerienses Aribaldi, sucediéndose a continuación un amplio y variado abanico de actividades de monólogos, teatro, cuenta cuentos, cortometrajes, exposiciones, exhibiciones, visitas guiadas, artesanía, desfiles de moda, deporte, que tuvieron su colofón con la música que se vivió en los distintos escenarios como la misma Puerta Purchena o la Plaza del Educador, teñida este año de ritmos latinos. Los niños también tuvieron su protagonismo: en Plaza Vieja y Obispo Orberá. Cultura y turismo se dieron la mano en un sinfín de espacios culturales

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios