Los bebés acompañados de sus padres se divierten y bailan a ritmo de jazz

  • El colectivo de músicos Sedajazz ofreció dos conciertos en Clasijazz para un público con edades menores de 4 años · Más de 50 niños y niñas pasaron la mañana escuchando una música de calidad

Sedajazz, el colectivo de músicos de jazz fundado en 1991 en Sedaví (Valencia), realizó ayer por la mañana en la sala Clasijazz de Almería un concierto interactivo para niños menores de cuatro años acompañados de sus padres, en el marco de la iniciativa Jazzeando con bebés.

Durante cerca de una hora, tres músicos profesionales con amplia experiencia en trabajo docente con niños realizaron un concierto especialmente diseñado para bebés, en el que lo más importante era que los niños experimentasen la música, la compartieran con otros bebés y con sus progenitores y que jugaran, rieran, bailaran y se relajasen haciendo suya la música por un momento y se sintieran protagonistas y participes del espectáculo mientras sus padres disfrutaban del momento.

En concreto, Josep Hernández Reillo se encargó de congas, bongos, panderos, maracas, xilófonos, campanas, batería, Francisco Blanco 'Latino' de los saxos barítono, tenor y soprano, flautas, clarinete bajo, bajo eléctrico, sintetizador y percusión y Teresa Núñez de la voz, guitarra, bajo eléctrico, percusión y efectos sonoros.

Pablo Mazuecos, alma mater de Clasijazz se mostraba ayer muy contento con la respuesta de los padres a esta actividad. "Se puede considerar que ha sido un éxito total, puesto que los niños han salido muy contentos y los padres también han pasado una hora muy alegre, divertida y disfrutando de la música".

Sedajazz realiza actividades didácticas y conciertos para niños desde hace más de 15 años y, en esta ocasión, dio un paso más al dedicar un concierto a los bebés, dado que durante los tres primeros años de vida se activan más de 125 millones de neuronas y cada nuevo estímulo refuerza las conexiones que se establecen entre ellas.

En ese periodo, la música se convierte en una poderosa herramienta educativa por su carácter multisensorial y estimula los dos hemisferios cerebrales. La música constituye un estímulo multisensorial que precisa diferentes procesos que afectan al conjunto del sistema nervioso, tanto motores, cognitivos y sensoriomotrices como emocionales.

Así mismo, requiere la capacidad de apreciar las notas, el ritmo, los tonos, las secuencias, los silencios como espacios que hay que escuchar y recordar con atención, y precisa el despliegue de memoria musical, motriz y verbal.

De este modo, tiene un efecto "espectacular" en los niños porque aumenta la capacidad de concentración, despliega la sensibilidad y memoria auditiva, contribuye a expresar sentimientos, estimula el habla y la expresión corporal.

En Clasijazz quieren hacer muchas actividades en el futuro donde los niños sean los auténticos protagonistas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios