El cantaor Luis el de la Venta recibe el sábado un homenaje en Almería

  • Un amplio elenco de artistas rendirá tributo en el Maestro Padilla a este gran cantaor que llegó al barrio de La Cañada cuando tenía seis años procedente de Melilla donde había nacido

El próximo sábado, 27 de diciembre, el Auditorio Maestro Padilla acogerá un gran homenaje al cantaor Luis López Cerdán conocido como "Luis el de la Venta". Este homenaje, motivado por el delicado estado de salud que atraviesa en estos momentos este veterano y muy conocido cantaor almeriense, está organizado por la Federación Almeriense de Peñas Flamencas, en colaboración con la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Almería.

El homenaje consistirá en dos actividades. Por un lado, actuarán un grupo de amigos cantaores del homenajeado como el granaíno El Polaco, el sevillano Marcelo Sousa, el cordobés Joaquín Garrido y varios artistas del cante, toque y baile de Almería que han querido sumarse a esta iniciativa.

Por otro lado, se presenta el CD Almería en la cercanía con una selección de varios cantes de Luis el de la Venta, interpretados en directo desde peñas flamencas almerienses, desde París, desde Tence (Francia) y concursos de flamenco.

Norberto Torres ha realizado la selección de cantes y fotografías, a partir de un importante archivo prestado a la Federación por un nutrido grupo de amigos de Luis el de la Venta. El disco ha sido diseñado y masterizado en Mojácar en el estudio Manantial de Músicas y está patrocinado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Almería.

Las entradas ya se pueden adquirir en el Quiosco de cultura del Ayuntamiento de Almería. Tienen un precio de 10 euros y dan derecho a la adquisición gratis del disco, que será entregado en el mismo Auditorio el día del homenaje.

Luis López Cerdán Luis de la Venta, nace el 21 de enero de 1936 en Melilla, pero su familia se traslada a la Cañada de San Urbano (Almería), cuando tiene la edad de 6 años. El nombre le viene por el negocio familiar que regentaba su padre.

En esta zona de la Cañada siempre ha existido gran afición al flamenco, sobre todo a los palos que gozan de mayor popularidad, como son los fandangos, tarantos, malagueñas y los conocidos como de "ida y vuelta".

Su afición se inicia desde muy joven, escuchando a los aficionados de esta zona, aunque es al principio de la década de los 90 cuando empieza a plantearse cantar para más público que el compuesto por la misma familia y reuniones de amigos que Luis era y es un incondicional.

Hay que aclarar que su gran afición le hizo abandonar pronto los parámetros más o menos establecidos en la zona para conocer otras perspectivas de este arte y, así, ahondar tanto en aquellos palos ya conocidos como en los menos escuchados.

La referencia de Luis el de la Venta son muchas y variadas, aunque, seguramente, la pasión que durante más tiempo le ha guiado en su deambular flamenco ha sido la que siente por Pepe Pinto, al que rinde homenaje sólo entre amigos, ya que sobre los escenarios intenta dar pinceladas que recuerdan a muchos de los grandes cantaores de la historia del flamenco.

Pese a no ser amigo de los concursos, este cantaor comprendió, al tomar el pulso del mundo flamenco, que este era el mejor camino para conseguir cierto prestigio y poder entrar de lleno en los circuitos flamencos mas herméticos. Las motivaciones de Luis para realizar esta apuesta hay que aclarar que son la afición y el gusto por el flamenco, y que nos empujado a ello por cuestiones económicas, ni por pretensiones que en la presencia y el acercamiento a lo que siempre ha constituido su gran pasión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios