Patrimonio

Se confirma que el pecio capturado por Odyssey pertenece a un barco español

  • El Gobierno asegura que ganará el litigio que mantiene con la empresa norteamericana tras revelar los análisis que el navío expoliado es la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, hundida en aguas de Cádiz en 1808

Comentarios 5

El director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, José Jiménez, aseguró hoy que el Gobierno español va a «ganar» el litigio contra la empresa norteamericana Odyssey Marine Explorer porque existen «razones legales e históricas suficientes». Tras el análisis de las monedas y otros artefactos capturados por Odyssey en «aguas internacionales», el Ministerio Cultura puso hoy sobre el 'tapete» que el barco capturado por Odyssey es la fragata Nuestra Señora de la Mercedes, un barco de guerra español, que se hundió en 1808 durante la Batalla del Cabo de Santa Maria al sur de Portugal y al oeste de Cádiz.

«No voy a dar medias tintas, tenemos la convicción moral y legal de que vamos a ganar. Nos asiste la razón histórica y legal suficiente para que el proceso pueda ser muy positivo para los intereses del patrimonio histórico español», aseguró el responsable de Bellas Artes y Bienes Culturales en una multitudinaria rueda de prensa a la que también asistió James Goold, el abogado que defiende los intereses españoles en un tribunal de Tampa (Florida).

«El misterio ha acabado», aseguró James Goold, quien subrayó que el Odyssey había «expoliado» el navío Nuestra Señora de las Mercedes perteneciente a la Armada española. La flota española fue interceptada por una flota de la armada británica que recibió órdenes de apresar buques españoles que vinieran de América. El Almirante Bustamante, al frente de la Mercedes, rechazó la demanda y entraron en una batalla»

Por otra parte, James Goold denunció la «obstrucción» y «obstaculización» de todo el proceso por parte de la empresa norteamericana, quien también aseguró que la actuación de Odyssey era «moral y legalmente inaceptable».

A pesar de que las monedas que trasportaba este barco fueron acuñadas en Perú a principios del siglo XIX, James Goold subrayó que el barco y su contenido es propiedad del Estado español.

Cultura se opone "tajantemente" a compartir el patrimonio cultural

A este respecto, el director general de Bellas Artes apuntó la posibilidad de llegar a un acuerdo «para compartir estos bienes patrimoniales» con la antigua colonia española. «Pero el buque es de nuestra Armada y eso es absolutamente irrenunciable», sentenció.

Asimismo, José Jiménez aseguró que el Ministro de Cultura, César Antonio Molina, se ha opuesto «tajantemente» a la repartición con Odyssey del tesoro porque los «bienes culturales tienen que integrarse en su totalidad al patrimonio español».

A partir de ahora, tanto los representantes del Ministerio de Cultura como el abogado James Goold, esperan que todo el proceso legal se acelere, aunque el juez Mark A.Pizzo será el encargado de marcar el calendario o los plazos. «Estamos muy contentos con el buen camino que sigue todo proceso», subrayó Goold, quien anunció que próximamente se entregará al Tribunal un completo dossier con toda la información y las pruebas «a nuestro favor».

El abogado norteamericano aseguró que tienen pruebas-- que por razones de seguridad no pueden revelar-- que demuestran que Odyssey estuvo en «la escena del crimen» y aseguró que es irrelevante la zona del Atlántico en la que se haya capturado el pecio porque el navío pertenecía a la Armada española.

Asimismo, aseguró que el argumento de que el pecio capturado por Odyssey en «aguas internacionales» es totalmente «irrelevante» porque «no perdemos la propiedad por estar en aguas internacionales si hablamos de un buque de guerra». «Los 14.000 kilos de monedas no se trasportan en un navío comercial», añadió.

«La Mercedes está sujeta a inmunidad soberana contra cualquier reclamación o arresto en los Estados Unidos», confirmó el letrado , quien recordó que el lugar subacuático donde se encuentra la Mercedes es también el cementerio de 200 militares y familiares de españoles que perdieron la vida en la explosión y el hundimiento del buque de guerra».

Según Goold, sólo un buque con las características que tenía la Mercedes podía trasportar la carga y algunos de los objetos capturados por Odyssey, a lo que se suma el análisis del las fechas y la acuñación de las monedas que «coinciden con las que llevaba la Mercedes».

Análisis de las monedas

En este sentido, la conservadora jefe del Departamento de Numismática y Medallística del Museo Arqueológico Nacional, Carmen Marcos aseguró que el análisis y el estudio de las monedas «no deja ninguna duda» de que pertenecen a la Mercedes.

Marcos llegó a esta conclusión gracias a las monedas similares que se conservan en el Gabinete de Numismática del Museo Arqueológico. Concretamente se refirió a 'reales de a ocho', una moneda de plata acuñada en 1803 en Perú y las llamadas 'onzas o dobletes de ocho escudos', acuñadas también en Lima en 1803.

No obstante, la conservadora jefe del Departamento de Numismática y Medallística, matizó que la evidencia es «limitada» pero aseguró que las monedas analizadas en Estados Unidos, tienen «muchas similitudes».

Respecto al valor de las 500.000 monedas encontradas por Odyssey, y cuyas cifras «han sido algo infladas», según Goold-- los representantes de Cultura insistieron en que su valor es «irrelevante» porque no se trata de vender las monedas sino de tomarlas como patrimonio cultural.

Más actuaciones de Odyssey bajo investigación

En esta misma línea, alegó que el valor de tesoro capturado por Odyssey solo interesa a los inversores de esta empresa norteamericana, que asegura ha perdido 60 millones de dólares en los últimos años y añadió que muchas actuaciones de esta empresa «están bajo investigación».

En esta misma línea, el presidente del Consejo Nacional de Patrimonio y director del Arqua, Rafael Azuar, aseguró que Odyssey no ha seguido ninguna de los las «recomendaciones internacionales» en cuanto a defensa del patrimonio subacuático. «Estamos convencidos de que la justicia nos dará la razón», concluyó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios