Los niños disfrutan de una mañana de Carnaval en el Anfiteatro con música, juegos y disfraces

  • Hubo actuaciones y también tuvo lugar un concurso de disfraces entre los pequeños

El cielo plomizo que ayer caía sobre la capital almeriense se animó con el color de decenas de niños ansiosos por disfrutar de su día de Carnaval. Princesas de cuento, con la omnipresente Elsa de Frozen como estrella, tiernos animales que pretendían ser feroces, lápices andantes, los famosos Minions y así un sinfín de disfraces de lo más variado que alegraron por unas horas el Anfiteatro de la Avenida Federico García Lorca para una jornada en la que los más pequeños se convirtieron en los protagonistas del Carnaval.

El día arrancó con diferentes actividades para abrir boca. Un castillo hinchable, manualidades para confeccionar complementos de disfraces y una serie de animados bailes hicieron las delicias de los numerosos niños que se acercaron hasta la Rambla de la capital. Todo ello acompañado por un grupo de animación que veló en todo momento por la seguridad de los menores y se esforzó por hacer que el tiempo pasara volando para ellos.

Llegando hacia el mediodía, tocó el turno del plato fuerte de la mañana. Una actuación a cargo de la chirigota infantil La letra con arte entra, venida desde el colegio Soledad Alonso Drysdale de Gádor, que interpretó un puñado de divertidas letras ataviados con unos elaborados disfraces de lápices de colores.

Para finalizar, todos los niños pudieron participar en un concurso de disfraces dividido en tres categorías: de 0 a 6 años, de 7 a 12 y un premio especial para el mejor disfraz en global.

Una mañana entre risas de pequeños y diversión que hizo las delicias tanto de los niños como de sus padres en una forma diferente de vivir el Carnaval.

El Carnaval siguió por la tarde con la final del Concurso de Agrupaciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios