"El éxito radica en el trabajo y la constancia"

París sigue conservando su encanto. Al menos eso opina quien lleva quince años conociéndola profundamente. Antonio Miró vuelve en el mes de julio a la capital mundial de la moda. Regresa para quedarse. Al lado de otros diseñadores que encuentran allí internacionalización y profesionalidad.

-¿Qué impide la convivencia entre diseñadores noveles y consagrados en las pasarelas catalanas?

-Imagino que continúa recordando aquellos esfuerzos por llegar a lo más alto cuando se iniciaba en la moda. Posiblemente, no habría tantas ayudas…

-Igual ayudas no había, pero recuerdo que convivíamos los diseñadores antiguos con los más jóvenes. Mis primeros pasos los di con 19 años, en la tienda Groc -amarillo, en catalán-. Entonces, se hacía una moda más intuitiva. Y a los 27, me lancé a diseñar ya por mí mismo, para la marca Antonio Miró.

-¿Hay algún diseñador novel que llame especialmente su atención?

-¿Qué tiene París que no posea Madrid con Cibeles, por ejemplo?

-Quedan dos meses para su regreso a las pasarelas galas, de las que lleva cuatro años ausente. ¿Ha pensado durante todo este tiempo cÓmo quiere que sea el reencuentro?

-¿Repetirá algunos de los patrones presentados en su último desfile de Barcelona? (inspiración en Europa del Este, levitas entalladas, pantalones estrechos para hombre…)

-Sobre todo, después de 30 años en la moda como lleva usted. ¿Dónde cree que radica su éxito?

-Actualmente, cuenta con licencias que diversifican su trabajo como diseñador. ¿Qué terrenos inexplorados le gustaría tratar a través de su creatividad?

-Antes de fin de año, abrirá una tienda de unos 300 metros cuadrados en la Rambla. ¿Cómo lleva los preparativos del local?

-Si mira hacia atrás, ¿puede decir que se siente satisfecho con lo que ha conseguido?

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios