"Tengo ganas de aprender, aún sigo buscando algo que aportar al flamenco"

  • Niño Josele lanza el martes su nuevo disco de flamenco, llamado 'El mar de mi ventana' compuesto en San José · Entre las colaboraciones más destacadas se encuentran las de Paco de Lucía y Tomatito

Se ha convertido en una gran estrella. Niño Josele (Juan José Heredia) a sus 38 años lanza el martes su séptimo disco que lleva por título El mar de mi ventana. Es un disco de flamenco que ha sido gestado en San José, un lugar idílico para el guitarrista que pasa allí largas temporadas.

"Llevaba mucho tiempo con ganas de hacer un disco de flamenco. Y siempre tuve claro que lo tenía que componer en San José, un lugar muy especial para mí. En mis paseos junto al mar por las noches fue cuando empecé a componer el primer tema de este disco", comenta.

Para este trabajo discográfico, Niño Josele ha contado con la participación de varios artistas, pero sobre todo destacan dos maestros de la guitarra como son Paco de Lucía y Tomatito. "Al ser un disco tan mediterráneo, quería que estuvieran los grandes amigos y los grandes maestros. Hablé con Paco de Lucía y me dijo que quería tocar un tema en el disco. Y a Tomatito también se lo conté sentado en su casa, que preparaba un disco de flamenco y se ofreció también a participar en otro tema".

En el disco hay una soleá que dedica al maestro Morente, una bulería para el maestro Corea, tangos, rumbas y hasta una minera.

"El proceso de componer un disco es muy especial y muy mágico, porque es como si estuvieras pariendo algo", apunta Niño Josele que ha estado trabajando durante meses en este trabajo.

"No ha sido fácil, porque he tenido mucho trabajo, y por momentos tenía que parar el proceso, porque estaba en varias cosas a la vez. Cuando paraba me iba a San José y seguía componiendo", recuerda el guitarrista. Aunque lleva el flamenco en las venas y ha trabajado con los más grandes como pueden ser Chick Corea y Paco de Lucía, Niño Josele en el nuevo trabajo ha incorporado alguna novedad como es incluir palmas por primera vez, en sustitución de la batería. "Es un disco más maduro técnicamente", apunta este genio que ahora escucha mucha música clásica.

"Estoy en un proceso de aprender, tengo muchas ganas de aprender. Todavía sigo buscando algo para aportarle al flamenco", asegura. Pero lo mejor de Niño Josele es que mantiene vida la inquietud de aprender de otras músicas y eso le ha llevado a los mejores escenarios del mundo. No descarta presentar este trabajo en Almería, de hecho está negociando participar en el Festival Flamenco del mes de agosto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios