La primera fase de las obras del Cable Inglés concluirán a principios de 2013

  • El consejero de Cultura, Luciano Alonso, mostró ayer su temor a que las obras pendientes de los fondos del 1 por ciento cultural que libra el Ministerio de Fomento no continúen ante la falta de dinero

El consejero de Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, visitó ayer las obras de restauración del Cable Ingles y mostró su temor a que las obras pendientes de los fondos del 1% Cultura que libra el Ministerio de Fomento a petición de las comunidades autónomas, ayuntamientos y mancomunidades para Andalucía se queden sin partida presupuestaria para este ejercicio, ya que, según dijo, desde el Gobierno le han trasladado que "de momento en 2012 no iba a haber ninguna".

Alonso también se refirió a la necesidad de concretar las partidas a cargo de dichos fondos para acometer la segunda fase para la restauración y puesta en valor de este Bien de Interés Cultural.

"Las noticias que tenemos no son muy buenas", subrayó Alonso en relación a la llegada de fondos por parte de Fomento para acometer las obras de rehabilitación de este monumento antes de puntualizar que la Junta tratará de "hacerle cambiar de posición". "Hasta ahora no son buenas las noticias que hemos recibido, esperemos que no sea definitivas", dijo.

El titular andaluz de Cultura mostró su "satisfacción" por la "recta final" en la que se encuentra la primera fase del proyecto de actuación, de manera que se prevé culminar la actuación a principios de 2013 con la liquidación de la obra. "Hemos puesto toda nuestra intensidad en este Cable Inglés", explicó antes de recordar que la propiedad de dicho monumento es de la Autoridad Portuaria "y por tanto, del Gobierno".

Durante la primera fase se han invertido 2,9 millones de euros con la cofinanciación del Ministerio de Fomento, del que se espera obtener cuatro millones de euros más para abordar la segunda fase, cuyo proyecto ya está redactado tras una inversión de 376.000 euros. Esta segunda fase completaría la restauración del muelle de descarga, extendiendo la intervención al tramo del viaducto, es decir, el tramo que discurre sobre tierra firme hasta la rotonda ejecutada con arreglo al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Almería.

Alonso destacó la importancia de esta obra que supone "un antes y un después" para Almería y que "se está convirtiendo en una referencia nacional e internacional" que "se empieza a estudiar en arquitectura". "Pensábamos que era chatarra y se ha convertido en un elemento cultural extraordinariamente importante", ha añadido el consejero.

Según las estimaciones realizadas por la Junta de Andalucía al inicio de las obras, la actuación estaría finalizada en torno a 2014 tras una inversión de unos 18 millones de euros que aporta la Administración andaluza y el Ministerio de Fomento a través de 1 por ciento cultural, para lo que se calculó el inicio de la segunda fase a mediados de 2012.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios