La reconciliación que sabe a equivocación

El tiempo que han tardado en desaparecer los moretones y bocados ha sido suficiente para olvidar la brutal paliza que encajó Rihanna de manos de su novio, Chris Brown.

La cantante, que tuvo que suspender su actuación en los Grammy- igual que su novio-, permaneció un par de días hospitalizada y salió por la puerta de atrás para que nadie viera su rostro desfigurado. Un intento en vano, ya que TMZ sacó un buen fajo de billetes por la publicación de su fotografía policial después de la agresión. Ahora se investiga quién filtró la foto. La joven, que cumplió hace una semana 21 años, recibió el calor de la gente tras lo sucedido, incluso su padrino, el marido de Beyoncé, Jay Z, llegó a amenazar a Brown, "Chris Brown es hombre muerto", dijo, "se metió con la chica equivocada". Para sorpresa de todos, fans y meros espectadores de lo ocurrido, la chica sí que está equivocada. Rihanna se ha reconciliado con su novio. Vaya ejemplo. Ambos se han refugiado en la mansión de un amigo en común, Sean Diddy Combs. Y para colmo de males, su padre, Ronald Fenty añade: "Amo a mi hija sin importar el camino que ella tome. Estoy con ella gane o pierda. Seré compasivo". Éste tampoco es un buen ejemplo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios