Un libro recuerda la Dictadura de Primo de Rivera en Almería

  • Editado por la UAL y escrito por Pedro Martínez se titula 'La dictadura de Primo de Rivera en Almería (1923-1930) · Entre el continuismo y la modernización'

Comentarios 0

Un libro editado por la Universidad de Almería, y escritor por Pedro Martínez Gómez desentraña como vivió la provincia de Almería la Dictadura de Primo de Rivera entre 1923 y 1930. El volumen de 382 páginas que se titula La dictadura de Primero de Rivera (1923-1930). Entre el continuismo y la modernización parte de un análisis teórico sobre las leyes encaminadas a la modernización de la administración local y provincial como fueron el Estatuto Municipal (1924) o el Estatuto provincial (1925).

Este trabajo buce en el modelo de regulación de las relaciones patronos-obreros que articuló la Organización Corporativa Nacional (1926) a través de los comités paritarios. El dictador trató infructuosamente de legitimar su régimen a través del partido único gubernamental de Unión Patriótica, la milicia del Somatén, la celebración del Plebiscito Nacional o la puesta en marcha de la Asamblea Nacional Consultiva.

Este libro concreta el resultado de las medidas modernizadoras y sus limitaciones en la provincia de Almería, analiza las nuevas instituciones y aborda las mejoras en infraestructuras, las nuevas fuentes de ingresos municipales, la regulación del sector uvero o el mayor respeto en los procesos administrativos. Una "modernización" que no terminó de romper con el caciquismo, sino que convivió con las tradicionales redes caciquiles locales adaptadas a la nueva realidad autoritaria.

"El análisis del papel de los gobernadores militares y civiles, el alcance de los delegados gubernativos, la oposición republicana, la persecución y el repunte de la masonería junto a los apoyos mediáticos y sociales completan una investigación que llenan esta obra de sugerencias y reflexiones que nos acercan con rigor a un pasado político y social no muy lejano y hasta ahora desconocido", comenta el profesor Fernando Martínez López, en el prólogo del libro.

Pedro Martínez, autor de la obra sostiene que "Almería apoyó desde el principio la Dictadura de Primo de Rivera". Según Martínez "la Dictadura de Primo de Rivera aprobó en los primeros meses la creación de la Cámara Oficial Uvera, la instalación en Viator de la Reserva Estratégica y aceleró los trámites para la definitiva construcción de la Escuela de Artes".

"En el ámbito estrictamente político, la dictadura de Primo de Rivera devolvió el protagonismo a un primer nivel de la clase política almeriense. En este periodo la figura principal en Almería será el Gobernador Civil. Se trata de unos gobernadores civiles que en su mayoría provienen del Ejército y se ven auxiliados por los delegados gubernativos militares", sostiene el autor de la obra.

Finalmente, en las conclusiones de la obra, Pedro Martínez mantiene que "la Dictadura de Primo de Rivera actuó de dos formas bien diferenciadas sobre las organizaciones obreras. Entre 1923 y 1926, los socialistas tienen una actitud de aceptación del régimen. A partir de 1926, la Dictadura impulsó la organización Corporativa Nacional para desarrollar un modelo corporativo propio de relaciones patrono-obrero. Se constituyeron los comités paritarios y las vocalías obreras fueron ocupadas fundamentalmente por los socialistas".

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios