'Ellos robaron la picha de Hitler', vuelve la serie Z de Pedro Temboury

  • El director malagueño estrena una cinta "para adolescentes o adultos con mentalidad de adolescente" reivindicando el cine de bajo presupuesto y altas dosis de absurdo del célebre Jess Franco

Comentarios 2

El director malagueño Pedro Temboury, el heredero y protegido cinematográfico de Jess Franco y responsable de la disparatada Karate a muerte en Torremolinos, regresa al cine con una nueva comedia de serie Z, subgénero que va un escalón más allá de los designios de la serie B, con Ellos robaron la picha de Hitler.

Esta cinta "para adolescentes o adultos con mentalidad de adolescente", ha advertido hoy su director, reivindica el espíritu del cine con más bajo presupuesto y más altas dosis de absurdo, el del célebre cineasta Jess Franco -Miss Muerte o Gritos en la noche, entre más de 200 títulos-, y por tanto, el del estadounidense Russ Meyers -Supervixens-.

Ellos robaron la picha de Hitler se estrena este viernes en las salas y está protagonizada por Manuel Tallafé -visto en casi todas las películas de Álex de la Iglesia-, Silvia Superstar -cantante de Killer Barbies-, la estrella del porno Bibian Norai y el propio Jess Franco, quien considera que esta cinta "gustará a los amantes del cine de protesta, un género que, por definición, no puede contar con el tratamiento en la imagen del cine de William Wyler", ha aseverado haciendo referencia al director de Ben-Hur.

En esta comedia un científico loco contrata a cuatro cabezas rapadas malagueños para que recuperen para él algo muy particular: el pene de Adolf Hitler. De esa forma podrán resucitar al dictador alemán implantando su órgano sexual a otro hombre, pero en su camino tendrán que enfrentarse a una sociedad secreta de bellas y mortíferas amazonas que coleccionan penes de hombres célebres.

Ante esta disparatada premisa inició el rodaje de esta cinta Pedro Temboury durante 18 días de verano en Málaga con un equipo de 20 personas y 300.000 euros de presupuesto en el que hasta los actores se convirtieron también en técnicos y en parte del equipo de producción. Rodar es para todo cineasta "un acto de voluntad y valentía, pero en este caso se convierte en un acto de inconsciencia y temeridad", ha apuntado el productor de la película, Eduardo Torallas.

Producida por Telespan2000, la empresa responsable de éxitos como El otro lado de la cama, Los dos lados de la cama y Días de fútbol, esta comedia "nunca prescindió de sus ambiciones en cuanto a localizaciones, escenas de acción y efectos especiales", ha explicado Torallas, a pesar de lo raquítico de su presupuesto. A pesar de haber necesitado varios años para poder estrenarse, la segunda película de Temboury llega con la intención de "encontrar un público gracias al boca-oreja", ha asegurado el director.

Todo un logro ya que, al fin y al cabo, "Orson Welles no llegó a estrenar nunca su Quijote", como bien recuerda Jess Franco, su ayudante de dirección en Campanadas a medianoche y el proyecto inacabado de El Quijote que luego se encargó de montar en los años 90.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios