El mundo del teatro y del cine llora la muerte de la actriz Terele Pávez

  • Familiares, amigos y compañeros de profesión despidieron a la veterana actriz fallecida el viernes

Terele Pávez en una fotografía captada hace unos meses. Terele Pávez en una fotografía captada hace unos meses.

Terele Pávez en una fotografía captada hace unos meses. / efe

Familiares, amigos y compañeros de profesión despidieron ayer en el tanatorio de San Isidro a la actriz Terele Pávez (Bilbao, 1939), prolífica actriz de reparto premiada con un Goya fallecida el viernes en el Hospital de La Paz de Madrid a causa de un derrame cerebral.

Teresa Marta Ruiz Penella, premio Goya en la categoría de reparto por la película de Álex de la Iglesia Las brujas de Zugarramurdi (2013), era hermana de las actrices Enma Penella y Elisa Montes, y tía de Emma Ozores.

Reconocida como una de las más grandes intérpretes españolas de reparto, lo que siempre se llamó secundarias, dejó su huella en papeles como su Mauricia en Fortunata y Jacinta (1969), de Angelino Fons, su Celestina (Gerardo Vega, 1996) o la Régula, de Los santos inocentes (1984), de Mario Camus.

Debutó en el cine con 12 años, en la película de Luis García Berlanga Novio a la vista, y desde entonces su carrera estuvo marcada por la falta de continuidad, con períodos de alejamiento de las pantallas y regresos con papeles importantes.

En los últimos tiempos, se había convertido en una actriz fija de las películas de Álex de la Iglesia, en El bar (2017), Mi gran noche (2015) y, antes de Las brujas de Zugarramurdi, en Balada triste de trompeta (2010), La comunidad (2000) o El día de la bestia (1995) y también hizo un papel en 800 balas.

Entre las condolencias tras su fallecimiento, el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, valoró su "importante legado actoral, como actriz de teatro, cine y televisión".

"Perdemos a una de las grandes de la escena", dijo el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que envió sus "condolencias a sus familiares y amigos" antes de despedirse de ella "Hasta siempre".

La actriz Charo López mostró ayer su admiración por su compañera Terele Pávez, a la que definió como una artista que "hiciera el papel que hiciera, siempre era genial".

Charo López hizo estas declaraciones a los medios de comunicación poco antes de entrar al tanatorio de San Isidro, donde se instaló la capilla ardiente de la actriz. "Yo la admiraba mucho. Me parecía peculiar por su sinceridad y su honestidad, porque era de verdad", dijo la actriz.

Emocionada, Charo López quiso subrayar que Terele Pávez podía hacerlo todo y siempre sin darse importancia. "A veces no parecía de la profesión", dijo.

Según la actriz, Pávez era una persona como otra cualquiera y de ahí "esa naturalidad que expresaba". El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, expresó a la familia de Terele Pávez sus condolencias por el fallecimiento de "esta gran dama de la interpretación española".

En un telegrama, Rajoy destacó que Pávez "siempre con un marcado temperamento y estilo propio, logró forjar una fructífera carrera artística en nuestro país, que le valió el cariño y el afecto de los españoles".

El presidente del Gobierno recordó que era miembro de una saga brillante de artistas y dio continuidad a su linaje con papeles como el de 'Régula' en Los Santos Inocentes o su "excepcional interpretación protagonista" en La Celestina.

Además resaltó que la trayectoria de Terele Pávez fue reconocida con el Premio Goya a la Mejor Actriz de Reparto en 2014, por su papel en Las Brujas de Zugarramurdi, de Álex de la Iglesia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios