"He tenido varias veces mi cuenta del banco en números rojos"

Julio no deja de sonreír. Sabe que ese gesto es la llave para abrir todas las puertas y, por eso mismo, lo utiliza como su tarjeta de presentación. "Con el equipo me lo paso bastante bien", advierte antes de empezar una charla para la que no existe ni límite de tiempo, ni preguntas prohibidas. Un talante que dice mucho del hijo de nuestro cantante más internacional, Julio Iglesias, y de la "reina" por excelencia de corazones en España, Isabel Preysler. Tomando Madrid como lugar oficial de residencia, este chico de voz aterciopelada y noble personalidad quiere llegar a la mayor cantidad de públicos con doce canciones producidas por Alejo Stivel que versionan, en su mayoría, éxitos de otros intérpretes como George Michael (Faith), Umberto Tozzi (), o Cindy Lauper (Time after time). Constantes emociones a flor de piel que compartirá con sus fans malagueños y sevillanos esta próxima semana a través de sendas firmas de discos programadas para esas ciudades andaluzas. Todo un acontecimiento.

-¿Qué esperanzas tiene puestas en este trabajo? Es su tercera apuesta ya, ¿verdad?

-Sí, pero la primera en mi país. Alejo me llamó seis o siete veces y me propuso hacer algo juntos. Me encantó la idea porque era música que escuchaba de pequeño y que incluso grababa con un casete. De sesenta títulos iniciales quedaron veinte y, de ahí, ocho. Ha sido un proceso complicado.

-Entonces queda material para una segunda parte…

-Seguro que sí.

-Aunque versionar es un arma de doble filo: o le comparan y sale perdiendo, o vuelve a poner esas melodías de moda…

-Es verdad. Yo creo que la gente recuerda estas canciones en inglés y, al escucharlas en español, van a pensar: "¿esto qué es?". Luego seguro que apuestan por ellas.

-Lo que sí estaría muy bien sería un dúo con su padre. ¿Cuándo llegará?

-Me encantaría y algún día me decidiré a algo así. Los éxitos del principio de su carrera me gustan mucho.

-Siempre se le ve afable y con buen carácter. ¿Hay algo que pueda hacerle enfadar?

-Es que soy así. Reconozco que me falta un poquito de seriedad y que, a veces, formo demasiado cachondeo. ¿Enfadar? Los hipócritas, aquellos que, sin conocerte, dicen cosas de ti que no son verdad, el banco en números rojos…

-¿Eso le ha pasado?

-Pues sí. Me ha sucedido varias veces (risas).

-¿Existe alguna pregunta, durante una entrevista, que le pueda sacar de sus casillas?

-No. Estoy acostumbrado a comparaciones, a comentarios… Eso no es para mí desagradable.

-¿Cuál es la aportación artística de Julio Iglesias Jr.? ¿En qué radica su diferenciación profesional respecto a otras figuras de la música?

-Supongo que soy cercano y dulce.

-¿Deduzco que, en consecuencia, es también romántico?

-Tengo mis momentos…

-Pero, ¿se le llega a vislumbrar su personalidad a través de su obra, de la letra de sus temas?

-En eso estoy. Espero que me empiecen a conocer más a través de ellos.

-Titula este álbum 'Por la mitad' porque afirma que es el ecuador de su camino… Piensa morir pronto, ¿no?

-Bueno, llegar a los setenta no estaría mal… (risas). ¡Habría vivido bastante!

-¿Y si hacemos balance de lo pasado? ¿Hacia dónde se inclina la balanza?

-No me quejo de nada. He hecho muchas cosas y esto contento con mi trayectoria. Una vida sana. Me apasionan los deportes, las mujeres y el vino… (risas).

-Hablando de chicas… ¿Es complicado, con los compromisos de su agenda, mantener la relación con la suya?

-No. Mi chica viaja muchísimo pero, como compartimos casa, tenemos tiempo para estar juntos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios