"Me voy a casar pero quiero sentir libertad"

Comentarios 0

Hace ocho años desembarcó por vez primera en nuestro país. Llegaba desde Venezuela, según él mismo confiesa, "con una mano delante, y otra detrás" y ha conseguido, poco a poco, convertirse en uno de los personajes más queridos y con más seguidores tanto aquí como fuera de nuestras fronteras. Para todos ellos, y ellas, por supuesto, ofrece ahora un nuevo trabajo compuesto íntegramente por él y donde muestra su cara más romántica. ¿Influenciado por su feliz momento personal? Carlos Baute desvela esta incógnita en exclusiva a los lectores de este periódico.

-¿Le ha resultado difícil que se le reconozca como autor y cantante, más allá de su evidente atractivo físico?

-Con los años todo se supera y se llega a conocer lo que hay dentro del envoltorio. A los artistas nos gusta una portada bonita y vestir bien pero para mí lo más importante son las canciones y los arreglos. En De mi puño y letra he vuelto a coproducir. Me he dejado mi alma entera y parte de mis experiencias y de las de mis amigos.

-Afirma que es su mejor disco… ¿El más romántico también?

-Sí. Es el que más baladas y medios tiempos tiene. Para que vaya directo al corazón.

-¿Se debe esta circunstancia a la estabilidad sentimental que disfruta en la actualidad?

-No. Desde que estoy con mi chica he sacado otros álbumes. Eso sí, para crear tengo que estar feliz y yo, lo estoy. Antes criticaba los catorce de febrero, la Navidad… Pensaba que eran días comerciales pero son necesarios para fomentar los detalles. A la persona a quien quieres debes enviarle un mensaje, una flor, tirar por la casa papeles que pongan "te deseo"…

-Pero, ¿esas cosas las dice para quedar bien o también las hace?

-¡Las hago! ¡Que te lo diga mi chica! Incluso luego me preguntan mis amigos… Como los pétalos de rosa en una bañera... ¡Eso es brutal! Hay que hacerlo real porque vivimos del detalle.

-Muchas fans estarían dispuestas a practicar esas tácticas con usted porque Carlos Baute despierta unas pasiones tremendas… ¿Qué le parece cuando lee o escucha todo lo que comentan sobre usted?

-Me lo tomo a la ligera (risas). Me han pasado experiencias muy fuertes pero, gracias a mis fans, puedo escribir estas historias que escribo. Todo se lo dedico a ellas. Soy pro-feminista. Me encanta la mujer. Son más maduras que nosotros.

-Por cierto, acaba de cumplir treinta y tres años…

-¡Treinta y cuatro! (risas)

-Bueno, el caso es que me gustaría saber su opinión sobre esta cuestión… ¿Le preocupa?

-Mientras tenga cara de niño, no (risas). Desde los trece estoy en la música. Mucha gente de diecinueve o veinte años no sabe si la que hace es la carrera que le gusta de veras. Yo, a los catorce, ya lo tenía claro. Formaba parte de un grupo de seis niños llamado Los Chamos. Llevo mucho tratando de no madurar y, ahora que lo he logrado, no pienso cambiar.

-Dedica un tema, 'Te extraño porque te extraño', a Venezuela, su tierra. ¿Echarla tanto de menos es porque se plantea un regreso?

-No. Estoy echando raíces en España pero me acuerdo cuando vine, sin familia ni amigos. Ignoraba lo que me esperaba y lloré muchas noches. Estaba solo, triste y asustado. Después, este país me dio luz. Y la posibilidad de pasear con seguridad o libertad de expresión, algo que no hay allá por culpa de tontos con poder.

-Como Beatriz, su novia, es malagueña, hablando de tierras, usted está también ligado a la nuestra… ¿Qué le ha dado ella que no encontrara en otras relaciones?

-Felicidad y diversión. ¿Sabes qué supone despertarte con una sonrisa? Hubo otras antes pero parecían enfadadas. Beatriz venía feliz y así me ha tratado.

-Lo mismo su boda se celebra en Andalucía…

-Será en la playa…

-¡Pero nosotros tenemos muchas!

-Sí pero creo que será en el Caribe. Soy de mar y surfero. Me encanta el agua y la libertad. Me voy a casar y me voy a atar, pero quiero sentir libertad.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios