Editorial

Playas sin chiringuitos

LA aplicación de la Ley de Costas puede dejar las playas de la capital sin chiringuitos. Una nueva directriz emitida por el Ministerio de Medio Ambiente, que rescata la Ley de 1988, da el jaque-mate a este tipo de negocio veraniego, sin el que no se concibe un día de playa en julio o agosto. Hasta ahora, los chiringuitos se han movido en un terreno de alegalidad, del que nadie parecía preocuparse hasta que desde el Ejecutivo se decide dejar de hacer la vista gorda para pasar a la acción directa. La Ley está, no nos cabe la menor duda, para cumplirla. Pero en casos como el que nos ocupa hay que buscar la complicidad necesaria y la racionalidad más objetiva para no alterar conceptos que hasta ahora todos hemos entendidos como válidos y positivos. Pretender sacar de la arena de la playa los chiringuitos, aducir que se van a instalar en los paseos marítimos y que van a continuar ofreciendo el mismo sabor parece, cuanto menos, dudoso. Los bares de playa son un componente que va unido, de forma indefectible, a las vacaciones. Salir del agua y acercarse a refrescarse a la sombra de un chiringuito es un atractivo más del sol y la playa que este país aporta y Almería, no podía ser de otro modo, no se queda atrás. Bajo estas premisas caben multitud de vericuetos por los que caminar hacia una solución que no perjudique a nadie. Mejoremos lo que existe; adaptémoslos al paisaje estival para que no desentonen; saquemos de la playa las sillas de plástico o las sombrillas publicitarias fuera de lugar; trabajemos en la uniformidad, en el criterio y en la responsabilidad de una imagen importante de cara al turismo, pero no dañemos a un colectivo que atrae hacia el mar y a la playa a muchos turistas. Tomar un refresco, una cerveza o unas tapas como se pretende fuera de la arena, que es el planteamiento en el que se empeña Costas, puede ser una opción, sin duda, pero no va a ser lo mismo. Claro que siempre queda la opción de trasladar la arena al paseo marítimo o al bar de enfrente, si el propietario te lo permite, claro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios