diputación

Las Escuelas de Verano llegan a cerca de un centenar niños de Vera y Pulpí

  • El diputado de Bienestar Social ha compartido una jornada educativa con los participantes de estos dos proyectos

Niños participantes de las Escuelas de Verano de Diputación. Niños participantes de las Escuelas de Verano de Diputación.

Niños participantes de las Escuelas de Verano de Diputación. / d.a

Las Escuelas de Verano de la Diputación Provincial se han consolidado en la geografía provincial como espacios de convivencia, atención y formación para los menores que participan en estas iniciativas.

Es el caso de las Escuelas de Verano de Vera y Pulpí en las que participan cerca de un centenar de niños y que esta semana han recibido la visita del diputado provincial de Bienestar Social, Ángel Escobar, quien se ha interesado por la programación que realizan las Escuelas y la aceptación que participantes y monitores, tienen sobre las mismas.

Así, tal y como puso de manifiesto Escobar durante la clausura: "Las Escuelas de Verano son un recurso socioeducativo muy demandado por las familias ya que favorecen la integración social y el desarrollo personal de los menores. Además, contribuye a la conciliación de la vida familiar y laboral apoyando a las familias trabajadoras en el cuidado y educación de sus hijos, por lo que siempre trabajamos con los Ayuntamientos para ponerlas en marcha cada año", afirmó Escobar.

Este año, la Diputación Provincial ha invertido un total de 102.600 euros en los 67 proyectos de 'Escuelas de Verano' que la institución provincial ha realizado con los municipios menores de 20.000 habitantes que lo han solicitado a lo largo de toda la geografía almeriense.

Lejos de dedicarse exclusivamente al cuidado de los más pequeños, las Escuelas de Verano han avanzado hacia la educación porque a medida que los más pequeños comienzan a compartir la vida socializando sus experiencias, comienza el proceso de aprendizaje y la educación.

"Es una actividad de carácter social que entiende el ocio como un medio educativo para los niños, como una forma de pluralismo, tolerancia y respeto mutuo. En definitiva, se busca que la vida de cada niño, se desarrolle de manera positiva, optimista, tenaz y perseverante, que trascienda el día a día y se proyecte en el futuro: un futuro mejor para cada persona en todos los niveles de su trayectoria vital, y un futuro mejor para su familia y para la sociedad entera de la cual forma parte" explicó el diputado provincial Ángel Escobar.

Sin duda, las escuelas de verano son una de las mejores alternativas de ocio para que los niños disfruten de sus vacaciones estivales. Participando en estas se realizan actividades para aprender y divertirse con sus amigos a la vez que se fomenta la educación y lo valores entre los más pequeños. Además, también son una alternativa para que los padres de los pequeños puedan conciliar la vida laboral en estas fechas en los que los niños no tienen que acudir al colegio al estar de vacaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios