El tratamiento respiratorio a domicilio ahorra costes al sistema

  • Según expertos, este tipo de terapias disminuyen las estancias hospitalarias y facilitan la integración social del afectado

En la actualidad, existen en España 300.000 pacientes a los que se les administran terapias respiratorias domiciliarias. Sin embargo, esta cifra está experimentando un importante crecimiento a consecuencia de factores como la mayor prevalencia de enfermedades respiratorias crónicas y el progresivo envejecimiento de la población, tal y como refleja entre sus conclusiones el Informe del Instituto de Estudios Médico Científicos (Inesme) Terapias respiratorias domiciliarias: ¿gasto o inversión en salud?, en el que han participado una decena de especialistas con el aval de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

De acuerdo con el profesor Jesús Honorato, presidente de Inesme, a pesar de que "España es un referente a nivel internacional en tratamientos domiciliarios, son necesarias importantes mejoras derivadas del aumento de la prevalencia de las patologías respiratorias crónicas". En esta línea, el presidente de la Separ, Julio Ancochea, asegura que "las circunstancias actuales nos hacen plantearnos un nuevo escenario", en el que considera indispensable el papel de las terapias domiciliarias. "Hasta ahora, cuando hablábamos de los niveles asistenciales nos referíamos a Atención Primaria y Atención Especializada. En los próximos años, y ya es una realidad en algunos países, se debe potenciar cada vez más el 'tercer nivel asistencial', que es el domicilio del pacientes. En el caso de las enfermedades respiratorias crónicas esto todavía es más evidente", explica.

En este sentido, la doctora Inmaculada Alfageme, médico adjunto del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Valme de Sevilla, apunta que el papel de las terapias respiratorias domiciliarias actúa en un triple ámbito: "mejora la calidad y la esperanza de vida, favorece la integración social del paciente y disminuye sus estancias hospitalarias"

También hay cifras en cuanto al ahorro que generan las tecnologías sanitarias. Dependiendo del tipo de tratamiento que se trate, el coste de las terapias respiratorias domiciliarias puede oscilar entre los 0,40 y los 11,65 euros por paciente y día, "mientras que los costes de las consultas y hospitalización son muchísimo más altos", remarca el doctor Honorato. No hay dudas, en palabras de Ancochea, de que "las terapias respiratorias domiciliarias, cuando se aplican siguiendo premisas de calidad, son muy eficientes y costo efectivas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios