Las claves de Kanoute

  • El francés ve en la confianza del Sevilla y en su idilio con el gol las bazas para ganar en San Mamés y cree que "ellos están más nerviosos" · "Su juego es previsible y hay que estar preparados", opina

Comentarios 10

En Bilbao llueve, como en Sevilla, pero eso no ha mermado ni un ápice que en todas sus calles se viva ya la semifinal copera de mañana. El ambiente crece día a día en la capital vizcaína, movilizada completamente para la gran cita, mientras en Sevilla se prepara con tranquilidad la plantilla de Manolo Jiménez las horas previas. En ella hay un jugador que metió el miedo en el cuerpo de todos los aficionados del Athletic con los dos goles del sábado. Kanoute, al que se le da muy bien el equipo rojiblanco, está en un magnífico momento y tiene muy buenas vibraciones para mañana. En su mente hay varias claves para que el Sevilla salga ganador.

Una de ellas es que el ambiente que se vive en Bilbao puede tener un efecto boomerang. Incluso algunos columnistas bilbaínos han destacado que los jugadores de Joaquín Caparrós pueden salir con un exceso de responsabilidad debido a la enorme ilusión del entorno. Kanoute tiene una opinión parecida: "Ellos estarán más nerviosos que nosotros. Tenemos buena ventaja y no entraremos en el calentón que nos van a proponer. Creo que si dominamos el partido bastante bien podemos ganar", asegura el francés.

El portentoso jugador pudo sentir en sus carnes cómo se las gasta San Mamés. Fue pitado al ser cambiado, aunque también recibió tímidos aplausos tras su exhibición. Y escuchó en algunas fases cómo rugía el estadio bilbaíno. Nada comparable a lo que se vivirá mañana, con Llorente, Orbaiz, Javi Martínez, Yeste o David López en perfecto estado de revista tras descansar el sábado. Y eso también lo sabe Kanoute, aunque... "Será un partido muy distinto, pero tenemos confianza. Nosotros jugamos todos los partidos a tope. El miércoles quizá ellos cambien algunos jugadores y van a tener otra mentalidad, pero nosotros también. Queremos llegar a la final y ahí estaremos", augura el franco-malí, que ve a su equipo con un plus de confianza y de fuerza moral después de retomar el rumbo liguero con tres triunfos consecutivos.

Es más, el internacional malí dio otra de las claves que pueden ser determinantes mañana, cuando Mejuto González dé el pitido inicial a partir de las ocho de la tarde-noche cantábrica, el peligro del Sevilla como visitante: "Fuera de casa estamos aún mejor que en casa este año. Y si seguimos en esta línea tengo muchas esperanzas en que ganaremos", asegura Kanoute, quien además desvela que tanto él como sus compañeros llegan al crucial encuentro en un punto óptimo de motivación: "Estamos bien, creo que el espíritu del equipo, el ambiente y a la alegría del vestuario son bastante buenos. Estamos jugando buen fútbol, han vuelto los resultados y eso se nota".

Y si cree que sus compañeros están en un gran momento de confianza, a sí mismo se ve aún mejor, después de los dos dobletes logrados a domicilio en Montjuïc y en San Mamés. "Estoy muy bien, los goles dan confianza. Un delantero necesita marcar, ahora tengo la seguridad y espero poder hacerlo otra vez el miércoles", dijo para meter más miedo entre las huestes vizcaínas.

Una clave más será qué tipo de fútbol se impone, si el directo y de estrategia buscando a Llorente del Athletic o el de mando, seguridad y variantes ofensivas del Sevilla. "Es un juego bastante previsible -dice sobre el Athletic-; hay que estar preparados para este tipo de juego y, cuando tengamos la pelota, hacer el nuestro y ya está", dice con toda la tranquilidad del mundo, como si no fuera una final lo que está en juego. La flema de un tal Frederic Kanoute.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios