Talles bajos, volantes amplios y complementos para Feria

  • Talles bajos, volantes amplios rematados con cintas bordadas, el popelín o la seda salvaje, tonos uniformes o estampados, mangas vaporosas de gasa o seda, bolsos de fiesta y pendientes extravagantes son las últimas tendencias mostradas en la pasarela del Salón Internacional de la Moda Flamenca (SIMOF).

Un total de 32 diseñadores han enseñado sus creaciones para la temporada de 2008 y desde el 31 de enero han desfilado por SIMOF Laura Sánchez, Marisa Jara, una imponente Lola Alcocer o la ex miss España María José Suárez y han actuado artistas como Falete, Charo Reina o Macarena Giráldez que han hecho son sus canciones auténticos espectáculos de algunos de los pases.

Desde SIMOF se ha trasladado al espectador a lugares tan variados como el Caribe, el mundo árabe o a castizos cafés de coplas que han inspirado a los creadores a la hora de presentar sus colecciones.

En la pasarela han predominado varios conceptos básicos que harán del único traje regional sujeto al dictado de la moda un arma para realzar las formas femeninas, ya que se propicia la forma de sirena en las faldas con talles bajos repletos de volantes que envuelven la silueta de la mujer, a cuyas piernas dan forma de sinuosos claveles.

Esta feria se verán por las calles del Real gasas y transparencias, que harán que vestidos de una pieza, con colores vivos, luzcan mangas largas y vaporosas que se acompañarán de vistosos escotes innovadores que dejan los hombros al aire, al más puro estilo mexicano.

Los trajes se completarán con lucidos pendientes, preferentemente en oro o carey aunque la plata tendrá relevancia, y se verán bolsos festivos adornados con pedrería sin olvidar los zapatos de tacón alto ni los fajines o cinturones situados debajo del pecho.

Las creaciones, auténticas joyas, se dirigen al público femenino, especialmente a "todas las flamencas con glamur y elegancia que quieran ir con arte a la Feria" a quienes la diseñadora cordobesa Juana Martín ha dicho que dedica su línea flamenca.

Desaparecen del panorama casi por completo los trajes "Marisol" cortados a media pierna, los vestidos de dos piezas, las telas con lunares así como las mangas cortadas "a la sisa".

Con respecto a las modelos, se mantienen las largas sesiones de trabajo, según ha recalcado a Efe la miss Sevilla del año 2002, Lola Alcocer, quien ha dicho que"se trabaja sin parar", especialmente ella, que ha participado en 27 de los 32 desfiles, con hasta tres intervenciones por pase.

En el "backstage" las modelos han confirmado que los bocadillos de tortilla de patata y los fritos que se ofrecieron el primer día fueron sustituidos por sandwiches light de pavo, que "no engordan" o ensaladas de arroz "que no quitan el hambre".

En los expositores han llamado la atención los trajes de flamenca para bebés de la marca "Los lunares de Pura", diseños exclusivos, creados "de uno en uno", hasta llegar a la desorbitada cifra de 487 "minitrajes".

Todos los pequeños modelos incorporan los flecos cosidos al escote, para evitar así los molestos mantoncillos, y vienen acompañados por unas alpargatas, una flor y un babero.

Otros de los que más han destacado fueron los bolsos de Sara de Benítez, un clavel de volantes convertido en un pequeño complemento a juego con el traje, para llevar todo lo indispensable para pasear por el Real por el precio de 36 euros.

Como toque final, la marca "Artesanía Crisluz" propone un año más los complementos más originales: pendientes, collares y peinetas realizados en cristal, siguiendo la famosa técnica de las vidrieras Tiffani, con la que se consiguen piezas únicas que desde hace cuatro años va imponiéndose dentro de la moda más exclusiva de la Feria sevillana.

Propuestas no han faltado en el SIMOF para ayudar a las sevillanas a lucir impresionantes en la futura Feria, a la última moda, con los modelos más exclusivos y a un precio asequible.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios