El 'Atlantis' se acopla con éxito a la Estación Espacial

  • El objetivo de la misión es instalar el laboratorio europeo 'Columbus' en la ISS, donde ya hay uno ruso y otro de EEUU

El transbordador estadounidense Atlantis, con su tripulación de siete astronautas, se acopló ayer a la Estación Espacial Internacional (ISS) para cumplir una importante misión para el programa espacial europeo, según informó la NASA. Poco más de una hora después del acoplamiento, los astronautas del Atlantis y los tres ocupantes de la ISS abrieron las compuertas que separaban a ambas naves. El acoplamiento fue realizado a las 18.17, mientras los aparatos en órbita se encontraban sobre la costa Sur de Australia, después de un viaje de 48 horas del Atlantis, tras ser lanzado el jueves desde Florida. De inmediato, la Estación Espacial hizo sonar una campana en señal de bienvenida, según una tradición prestada de la Marina.

"Llegó el Atlantis", dijo el estadounidense Deniel Tani, el ingeniero de vuelo de la ISS, al centro de control en Houston (Texas). Tani será reemplazado por el francés Leopold Eyharts en la estación orbital, y volverá a Tierra con el Atlantis.

Este acoplamiento marca un hito para el programa espacial europeo: la principal misión del Atlantis es la instalación en la ISS del laboratorio europeo Columbus, que será el primer segmento de la ISS que no ha sido hecho en EEUU o Rusia. Se trata de un módulo cilíndrico de siete metros de largo y 4,5 de diámetro, que puede albergar hasta tres personas y diez armarios de experimentos.

El laboratorio permitirá realizar centenares de experimentos en biotecnología, medicina, materiales y fluidos, aumentando considerablemente la capacidad de investigación de la ISS, limitada hasta ahora al laboratorio ruso y estadounidense.

Las maniobras de acoplamiento, que duran seis horas, comenzaron a las 12.30. A las 14.00 los motores orbitales de la nave se encendieron para recorrer los 15 kilómetros que la separaban de la estación. Tras la aproximación final, el Atlantis se colocó 300 metros bajo la ISS. Finalmente, el comandante de a bordo, Steve Frick, tomó los mandos para efectuar manualmente la última aproximación y el acoplamiento.

El Atlantis permanecerá acoplado ocho de los diez días y 19 horas que comprende la misión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios