En España podrían vivir unas 50.000 mujeres bajo explotación sexual

  • La ONU convoca una conferencia sobre la trata de personas · Se estima que hay unos 2,5 millones de víctimas en el mundo · El Gobierno español no ha firmado el convenio europeo contra esta práctica

Entre 40.000 y 50.000 mujeres son explotadas sexualmente en España todos los años, la mayor parte de ellas extranjeras, aseguró ayer en Viena la Red Española contra la Trata de Personas. La capital austriaca acoge desde ayer una conferencia de la ONU sobre esta lacra de ámbito planetario. Cada año hay en el mundo unos 2,5 millones de víctimas de la trata de personas, especialmente la prostitución y la explotación laboral, lo que genera a las mafias unos beneficios de casi 32.000 millones de dólares, según datos facilitados por la ONU.

No hay datos oficiales en España. Las organizaciones que trabajan con las víctimas piensan que "hay miles y miles", según declaró Gentiana Susaj, coordinadora de la Red Española contra la Trata de Personas. Esta red, que agrupa a 24 ONG, estima que existen entre 40.000 y 50.000 mujeres explotadas sexualmente en España, pero estas cifras no incluyen a las personas explotadas laboralmente en otros sectores "como la hostelería, agricultura, servicio doméstico y la construcción", agregó Susaj.

España es uno de los países más afectados por esta forma de esclavitud del siglo XXI, ya que es el destino de muchas víctimas, pero aún no ha firmado el Convenio Europeo contra la Trata de Seres Humanos, criticó la coordinadora de la Red. "No existe ninguna estimación de otros sectores de trabajo. No sólo de números, sino de vidas, de dónde viene esta gente, cómo se les ha captado, qué tipo de medios se utiliza para controlarlos, el rol que tienen los intermediarios", agregó.

Las deudas, las amenazas directas o a familiares en sus países de origen, y el vudú, en el caso de algunos víctimas procedentes de África occidental, son algunas de las formas de intimidar a las personas que caen en manos de la mafia. "España es un país de destino de víctimas", aseguró a Efe Blanca Tapia, una de las portavoces de la conferencia de la ONU. "Cerca del 70 por ciento de las víctimas que se encuentran en España son latinoamericanas. En su mayoría proceden de Brasil, pero también hay de Colombia, Ecuador y Argentina, mientras que otro gran grupo de víctimas procede de Rumanía", agregó.

Muchas veces las víctimas no son tratadas como tales sino como inmigrantes sin papeles, después de que la Policía desarticula la red que las mantenía explotadas. "La trata no es una cuestión de control migratorio o de crimen organizado, sino de vulneración de los derechos humanos", subrayó Susaj para incidir en la necesidad de modificar el enfoque con el que se aborda en estos momentos el problema.

Con la conferencia de Viena, la ONU intensifica su lucha contra un delito "invisible". En esta convocatoria participan más de mil expertos y funcionarios gubernamentales de todo el mundo, además de algunas celebridades del mundo del espectáculo. La actriz británica ganadora de un Oscar Emma Thompson y el cantante puertorriqueño Ricky Martin son las caras más conocidas.

El anfitrión de la reunión, el italiano Antonio Maria Costa, vicesecretario general de la ONU, aseguró ayer ante los delegados que "para poder luchar contra este monstruo, debemos saber más sobre él". Costa insistió, además, en que "la falta de información estadística y de otro tipo nos limita a mirar sobre huellas de una criatura, cuya forma y tamaño sólo podemos adivinar".

Ricky Martin, por su parte, hizo un llamamiento a juntar esfuerzos para combatir esta lacra y agregó que "todos debemos actuar ahora, esto no debe continuar así". "Quiero que todos los niños del mundo puedan ser niños y no víctimas de la explotación", dijo el cantante caribeño, cuya fundación privada financia desde hace varios años la lucha contra la trata, que afecta a unas 250.000 personas en América Latina.

Mientras Martin animó a los delegados a ser más activos en la lucha contra este mal, Emma Thompson, responsable de una instalación informativa sobre el tema ubicada en una plaza vienesa, recibió los aplausos por su estremecedor relato sobre la explotación sexual de una mujer moldava en el Reino Unido. A esta convocatoria prestó también su apoyo presencial la primera dama de Egipto, Suzanne Mubarak.

32.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios