Europa realiza el primer acoplamiento espacial sin astronautas de la historia

  • El Vehículo Automático de Transferencia (AVT) 'Julio Verne' se acopla automáticamente a la Estación Espacial Internacional en un maniobra pionera sin intervención humana.

El vehículo espacial europeo Julio Verne se ha acoplado hoy con éxito a la Estación Espacial Internacional (EEI) a las tres menos diez de la tarde, en la que se ha supuesto la primera maniobra en la historia de este tipo llevada a cabo de forma automática, sin astronautas ni intervención desde la tierra.

El director de Sistemas de Control de Tierra de la empresa GMV, Miguel Ángel Molina, ha subrayado que la tecnología usada por el Vehículo Automático de Transferencia (ATV), que se ha acoplado en una operación desarrollada por la Agencia Espacial Europea (ESA), será la que permita en el futuro viajes hasta Marte, cuya distancia impide el control humano.

GMV es la única compañía española presente en el centro de control del ATV, el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES), en Touluse (Francia) y se ha encargado de desarrollar el sistema de control orbital del aparato y del sistema de verificación de los sistemas autónomos de trayectoria (JADOR), que permite la verificación del comportamiento del vehículo antes de su acoplamiento. CARGUERO ESPACIAL.

El primer vehículo espacial europeo, con 10,3 metros de longitud y 4,5 de diámetro, es además el mayor carguero espacial desarrollado por Europa, fue lanzado el pasado 9 de marzo y alberga 7,7 toneladas de todo tipo de suministro para los astronautas de la ISS: comida, ropa, carburante, piezas de recambio, material para los experimentos, aire y agua. Durante cerca de cuatro meses, permanecerá acoplado a la estación y utilizará sus motores para corregir la órbita de la estación, compensando así sus pérdidas de altura.

En el mes de agosto, volverá a desacoplarse de forma totalmente autónoma y dirigirá su trayectoria para desintegrarse en la atmósfera. Hay previstas hasta cinco misiones de este tipo hasta 2012, y la próxima tendrá lugar a finales de 2009.

Hasta ahora ninguno de los vehículos enviados por rusos o norteamericanos a la ISS han utilizado esta tecnología, sino que desde el interior de la Estación uno de los astronautas utilizaba un 'joistick' para acoplar el aparato.

Actualmente, el ATV se encuentra a 3,5 kilómetros de la ISS. Para llegar hasta allí, ha utilizado diferentes sistemas diferentes: los sensores denominados seguidores de estrellas, GPS y navegación relativa por GPS, que permite al vehículo utilizar las medidas que recibe él mismo y las de la ISS para calcular la distancia entre ambos.

A partir de los tres kilómetros, ha utilizado sensores láser, telegeniómetros y videómetros, que le han ayudado a encontrar la posición final con una precisión de milímetros en el punto de contacto. Cuando inició la maniobra, Julio Verne ha alcanzado una velocidad de 1 a 5 centímetros por segundo y a una distancia de 300 metros la velocidad ha descendido hasta los milímetros por segundo para conseguir acoplarse.

Mientras tanto, la tripulación de la estación regresó ayera sus tareas normales después de comprobar con éxito el ensayo de aproximación de hasta 11 metros del ATV el pasado lunes, según informa la NASA. Poco antes, el pasado sábado, se realizó un primer ensayo de aproximación.

Con el ATV, Columbus y Nodo 2, Europa tiene derecho a un 8,3% de la tripulación permanente en la ISS, según la ESA. "Vive el momento más importante de su historia en la exploración humana en el espacio", señala en un comunicado. Además, asegura que el ATV se convertirá en el vehículo espacial clave de abastecimiento de la ISS con la conclusión del programa del Transbordador en 2010. El presupuesto del Julio Verne asciende a unos 1.000 millones de euros, de los que 100 retornarán a España por la participación de empresas españolas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios