Gmail, el 'correo espía' de Google, ilegal en Europa

  • Tras la denuncia de FACUA, Protección de Datos confirma que la lectura de los correos de los usuarios para mostrarles publicidad personalizada vulnera la legislación española y comunitaria.

Comentarios 44

La polémica sobre el sistema de publicidad de Gmail -la plataforma de correo electrónico de Google- surgió prácticamente desde su nacimiento. El sistema de correo fue y sigue siendo muy criticado porque utiliza AdSense de Google para incluir publicidad contextual junto a los mensajes de correo electrónicos, lo que significa que un bot , un tipo de programa informático,"lee" el contenido de los correos, vulnerando la privacidad de los usuarios.

A pesar de que los responsables del gigante tecnológico siempre han alegado que ningún humano tiene acceso al contenido de dichas comunicaciones, Consumidores en Acción ha ganado al gigante estadounidense Google la primera batalla contra la intromisión en la privacidad del correo electrónico. Tras la denuncia que presentó el pasado octubre, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha declarado ilegal el modelo de negocio en el que basa su servicio de correo electrónico, Gmail: el espionaje de los mensajes que reciben -y envían- sus usuarios para mostrarles publicidad personalizada en función de su contenido.

Las cosas se complican para Google, cuyos adversarios ya habían aprovechado los problemas con la privacidad en su servicio de e-mail para atacar. Pero ahora los más acérrimos enemigos de dicho servicio cuentan con el apoyo de las autoridades de Protección de Datos.

FACUA-Consumidores en Acción, por ejemplo, ha reivindicado durante cuatro años que Gmail -y cualquier servicio de correo que desarrolle las mismas prácticas- incurre en una intromisión en la privacidad de los usuarios, tanto de los que contratan el servicio de forma gratuita (cediendo su privacidad a cambio de 6 gigas de correo) como de quienes les envían mensajes. Recientemente, la asociación se ha dirigido a Google para instarle a que cumpla la normativa. Lo hace por tercera vez en casi cuatro años, pero en esta ocasión avalada por el análisis de las autoridades de Protección de Datos a nivel nacional y europeo.

En concreto, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, dejó el tema en manos de la AEPD por sus competencias sancionadoras e indicó, en una carta remitida a la asociación FACUA con fecha de 29 de octubre, que "las circunstancias y hechos que se derivan de su denuncia pueden suponer una infracción del artículo 21 e la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico"...ç

A tenor del análisis de la legislación, la empresa no parece tener otra salida en la UE que reconducir el negocio. Ni siquiera se deja la puerta abierta a la posibilidad de que Google intentase solventar el tema convirtiendo Gmail en un servicio de pago para los usuarios que no quieran que su correo sea espiado y usado con fines publicitarios, y gratuito para el resto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios