Muere una joven marroquí tras ser sometida a un exorcismo

  • El exorcista dañó a la joven con cortes y quemaduras y le arrancó mechones de pelo, todo en presencia de su familia, que creía firmemente que el demonio la poseía.

Una joven de 24 años ha fallecido en la ciudad de Mequínez, en el norte de Marruecos, tras haber sido sometida a prácticas exorcistas para expulsar al demonio que, según su familia, la poseía, informó el periódico "L'Opinion".

Un hermano de la víctima notificó a la policía el deceso y aseguró en su declaración que quien había tratado de expulsar al espíritu era uno de los recitadores coránicos que, como tradición adquirida de las tribus africanas, pueden además realizar de exorcismos.

Según el testigo, ese alfaquí, de 65 años, dañó a la joven con cortes y quemaduras y le arrancó mechones de pelo, todo en presencia de su familia, que creía firmemente que un demonio la poseía y que era éste quien sufría con esas prácticas, por lo que por fin abandonaría el cuerpo.

Ocho familiares de la fallecida y el alfaquí fueron arrestados y presentados ante las autoridades judiciales, acusados por los cortes y heridas que comportaron su muerte, e inculpados de inasistencia a una persona en peligro y tentativa de ocultación de pruebas.

El tribunal solicitó, además, que se le practique la autopsia a la difunta para que puedan determinarse las causas precisas de su muerte.

Las primeras investigaciones han revelado que los imputados viven en un lugar completamente aislado, que ninguna de las hijas está escolarizada y que todos los miembros de la familia creen en las virtudes terapéuticas de las prácticas de la magia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios