Mueren carbonizados 3 jóvenes en un accidente de tráfico en Menorca

  • El vehículo, que circulaba entre las localidades de Mahón y Ciutadella, se salió de la calzada y comenzó a arder, salvando la vida solamente uno de sus ocupantes

La carretera fue de nuevo el destino mortal de otros tres jóvenes, de entre 18 y 21 años, que perdieron la vida carbonizados en la madrugada de ayer en la isla de Menorca, después de que, previsiblemente, la velocidad y la humedad provocaran que el vehículo en el que viajaban saliera de la calzada, volcara y ardiera, según indicó el director insular de Estado en Menorca, Javier Tejero. Por su parte, el delegado del Gobierno en las Islas Baleares, Ramón Socías, lamentó que, una vez más, se haya juntado el "trágico binomio" de madrugada y jóvenes en este suceso, por lo que aseguró que se debe "concienciar a la sociedad" para evitar más muertes de este tipo.

Eran las 04.40 de la madrugada de ayer cuando el vehículo que viajaba por la carretera M-1 de la isla de Menorca, que une las localidades de Mahón y Ciutadella, se salía por la calzada a la altura del kilómetro 12.050. En consecuencia, el coche comenzó a arder y tres de los cuatro ocupantes que viajaban a bordo, A.P.T., R.R.V. y A.B.L., no consiguieron escapar de las llamas, falleciendo a los pocos minutos. Un cuarto joven, A.R.V., resultó herido leve, por lo que fue trasladado por una ambulancia del 061 al Hospital General de la isla en Mahón. Al parecer, fue él quien alertó a los servicios de emergencias e identificó a las víctimas.

Aunque todavía se desconocen las causas que provocaron el accidente, ya que a última hora de la tarde de ayer no se había hecho público el informe técnico que la Guardia Civil deberá remitir al Juzgado de Instrucción número 2 de la capital menorquina, Javier Tejero apuntó que "la causa más probable del siniestro" podría deberse "a la humedad de la calzada y a un posible exceso de velocidad".

El alcalde de la localidad de Alaior, municipio más próximo al lugar del suceso, confirmó que las víctimas "son todos vecinos del pueblo", por lo que tras expresar su conmoción por lo ocurrido quiso transmitir todo su apoyo a las familias de los fallecidos, y anunció que el Ayuntamiento ha decretado tres días de duelo oficial y ha suspendido todos los actos de celebración del día de Reyes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios