La Policía le halla otra escopeta al hombre que mató a una mujer en la calle

  • Los investigadores no encuentran ningún móvil a la agresión y afirman que en el momento de la detención José Antonio "daba la impresión de estar perturbado, fuera de sus cabales", según dijeron las fuentes policiales.

La policía encontró otra escopeta en el domicilio de José Antonio S.M., autor de la muerte de un disparo en la cabeza de una mujer de 62 años mientras paseaba con su marido por una calle del barrio de El Pilar, en Las Palmas de Gran Canaria.

Durante el registro domiciliario, que comenzó a mediodía y duró unas dos horas, los agentes también sacaron de casa del agresor un arcón de madera con otras posibles armas y munición.

Las pesquisas policiales en el domicilio de José Antonio originaron una gran expectación en el barrio, que quedó ayer conmocionado, ya que fueron muchos los vecinos que presenciaron los hechos porque el agresor disparó "sin ton ni son" a la gente, y no hirió a más personas gracias a que un vecino logró arrebatarle el arma.

Poco antes de las dos de esta tarde, el detenido fue sacado de su domicilio cubierto con un manta y trasladado de nuevo a la Jefatura Superior de Policía de Canarias, donde permanecerá hasta que pase a disposición judicial.

La mujer que recibió ayer el tiro en la cabeza cuando paseaba por una calle de Las Palmas de Gran Canaria, ha muerto en el Hospital Doctor Negrín.

El agresor, identificado como José Antonio S.M., tiene 42 años, según la Policía, y carece de antecedentes policiales.

El arma empleada en los hechos fue un rifle del calibre 22, que dispara balas y se emplea habitualmente en competición deportiva y caza.

Agentes de la brigada de policía judicial de Las Palmas de Gran Canaria registraron este mediodía el domicilio del agresor en busca de otras posibles armas, ya que algunos vecinos de la zona han contado que por la noche se dedicaba a disparar a la calle desde la ventana.

Los investigadores están averiguando si José Antonio tenía licencia de armas.

Según la policía, la mujer recibió el disparo "de forma fortuita", ya que no había ninguna relación entre ella y el agresor.

Los investigadores no encuentran ningún móvil a la agresión y afirman que en el momento de la detención José Antonio "daba la impresión de estar perturbado, fuera de sus cabales", según dijeron las fuentes policiales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios