Prisión provisional para El Solitario por el asesinato de dos guardias civiles

  • El atracador declara ante un juez de Tudela que pertenece a "una red internacional de atracadores contra el capitalismo".

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Tudela (Navarra), Oscar Ortega, ha decretado la prisión provisional comunicada para Jaime Jiménez Arbe, alias ‘El Solitario’, tras escuchar su declaración, en la que ha negado haber matado a dos guardias civiles en Castejón en junio de 2004.

Jiménez Arbe, quien siempre ha mantenido su inocencia en relación con estos crímenes, negó todos los hechos que se le imputan durante su declaración, en la que, según informó a los periodistas el fiscal jefe de Navarra, Javier Muñoz, todas las partes le formularon preguntas sobre el suceso.

Además del titular del Juzgado de Tudela, Oscar Ortega, y del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, estuvieron presentes en la declaración el abogado de la defensa, Marcos García Montes; y el abogado de la acusación particular en nombre de la familia de las víctimas, José Aguilar.

Según informaron las partes, el Solitario afirmó que pertenecía a "una red internacional de atracadores contra el capitalismo". El letrado de la acusación particular tildó esta afirmación de "farsa" y consideró que toda su declaración había sido "inconsistente" y meramente exculpatoria.

El crimen tuvo lugar el 9 de junio de 2004 cuando los dos agentes trataron de identificar al conductor de un vehículo que había cometido una infracción en la carretera N-113, en Castejón, cuando presuntamente "el Solitario", desde el interior de su coche, disparó un arma tipo subfusil contra los dos agentes.

Estos hechos fueron sin embargo negados por el imputado, quien, tras prestar declaración durante dos horas y cuarto y someterse también a sendas pruebas de ADN y de caligrafía, abandonó el Juzgado de Tudela sobre las 20.20.

Al igual que a su llegada, cuando fue recibido por un grupo de vecinos a los gritos de "asesino", el Solitario fue nuevamente increpado por alrededor de doscientas personas y abandonó el lugar esposado, rodeado de fuertes medidas de seguridad, en medio de una gran expectación y sin hacer ninguna declaración a los periodistas de más de treinta medios de comunicación presentes en el lugar procedentes de toda España.

Jiménez Arbe fue conducido de nuevo a la prisión de Zuera (Zaragoza), donde permanecerá los dos meses que está previsto que dure la instrucción del caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios