Prisión provisional para la madre acusada de matar con medicamentos a dos de sus hijos

  • La mujer ha confesado los hechos en su declaración ante la juez que instruye el caso.

Comentarios 1

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Aoiz ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para la madre detenida en Mutilva Alta (Navarra) por la muerte de dos de sus hijos, a los que supuestamente proporcionó medicamentos que les causaron la muerte. Igualmente, está acusada del intento de homicidio de sus otros dos hijos por el mismo procedimiento.

  La juez, que levantó el secreto de las actuaciones, también impuso a la imputada la medida de alejamiento y la prohibición de comunicación respecto a los dos hijos que sobrevivieron al suceso, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

  El ingreso en prisión se hará efectivo cuando la mujer, que intentó suicidarse tras proporcionar los medicamentos a los niños, reciba el alta hospitalaria. Actualmente, se encuentra ingresada bajo custodia policial en el Hospital de Navarra.

  En su declaración ante la juez, practicada en el Hospital de Navarra, la mujer confesó los hechos. La imputada, según recoge el auto, manifestó que se encontraba seriamente afectada por el proceso de divorcio en el que se hallaba inmersa, en el cual su marido había solicitado que la guarda y custodia de los hijos fuera compartida.

  El pasado 29 de enero, según su relato, ella habría tomado la decisión de acabar con la vida de sus cuatro hijos para después suicidare, unos actos que decidió llevar a cabo la noche del 5 de febrero.

  Con tal fin, según consta en la resolución judicial, proporcionó a sus cuatro hijos un número indeterminado de pastillas con efectos tranquilizantes. Como consecuencia de ello, fallecieron sus dos hijos pequeños. Tras redactar varias notas de despedida, la madre intentó posteriormente quitarse la vida. 

  Tras la declaración judicial, el Ministerio Fiscal solicitó el ingreso en prisión debido a los delitos que se le imputan, el reconocimiento de los hechos, así como por la necesidad de evitar que se produzcan nuevos ataques a los perjudicados. El fiscal también pidió que se dicte una orden de alejamiento y de prohibición de comunicación de la madre respecto a sus hijos.

  Por su parte, la defensa se opuso tanto a la medida de prisión como a la de alejamiento y comunicación, y requirió el ingreso de la imputada en un centro psiquiátrico.

  En el auto, la juez señala que acuerda el ingreso en prisión sin perjuicio del desarrollo de la instrucción y del resultado que ofrezcan las diligencias acordadas y, muy en particular, los estudios psiquiátricos y psicológicos de la encausada ordenados.

  A este respecto, asegura la juez que "la investigación se halla en un momento incipiente y en tanto en cuanto no existan los informes sobre el estado psiquiátrico de la imputada no es posible su ingreso en un centro de estas características". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios