El Vaticano admite "cierto malestar" por las reformas de Francisco

  • El presidente del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales admite que en el seno de la Iglesia se vive un momento "delicado" y que el Pontífice es consciente de las "tensiones"

Comentarios 1

El presidente del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales, Claudio María Celli, admitió ayer que en el seno de la Iglesia se vive un momento "delicado", con la existencia de "ciertos malestares" de los que "es consciente" Francisco, que continúa con su plan de reformas.

El monseñor Celli, de visita en la capital vizcaína, tomó parte en un desayuno del Fórum Europa-Tribuna Euskadi, tras ser presentado por el obispo de Bilbao, Mario Iceta, y en presencia de representantes del mundo político, económico, de la judicatura y de la Iglesia del País Vasco. En su intervención, señaló que el Papa afronta cambios en el Vaticano como la reforma de la curia para que sea "más atenta y disponible" y afirmó que el Pontífice "sabe de muchos blogs" que están en su contra y que "hay cierto malestar" y "tensiones" en este momento.

Según dijo, algo se mueve y "algo fuerte" está pasando en la Iglesia, de la que dijo que "no es un museo ni un cuarto cerrado" en el que "no pasa nada".

Preguntado por la intermediación de la Iglesia y de la comunidad de San Egidio, una organización italiana que ha mediado en conflictos internacionales, en el fin de la violencia de ETA, dijo que ese grupo "ha jugado desde hace tiempo un papel en la mediación" y reconoció su labor en algunos ámbitos africanos.

Afirmó tener "mucha estima" al fundador de ese grupo, el historiador italiano Andrea Riccardi, del que es amigo, pero puntualizó que a veces no se siente a gusto con "ciertas cosas", aunque rehusó aclarar si tal discrepancia está relacionada con ETA.

Sobre el apoyo de una monja de clausura al proceso independentista catalán, indicó que la vida religiosa no debería estar involucrada en actividades "de tipo político" y que la actividad de clausura debe estar centrada en "rezar y amar a Dios profundamente".

El monseñor Celli, que centró su intervención en la "cultura digital", alertó del riesgo de que los menores naveguen solos por internet y censuró que la pastoral familiar de la Iglesia no trate de "la responsabilidad de los padres de acompañar a sus hijos" en la red.

Así, destacó el elevado porcentaje de niños y adolescentes (sobre el 70% en Europa, según sus datos) que navegan solos, sin la presencia de un adulto, y advirtió de que en torno al 50% de los casos de pedofilia "empiezan en internet".

El presidente del Consejo Pontificio de las Comunicaciones Sociales, que vaticinó que el Papa visitará España en el futuro aunque sin saber "cuándo", consideró al Pontífice "un fenómeno comunicativo". Opinó que su última encíclica "no es sólo una encíclica verde, sino una reflexión sobre la casa común" en la que viven todos, e instó a que la gente se pregunte: "¿Qué mundo dejo a mis hijos?".

más noticias de SOCIEDAD Ir a la sección Sociedad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios