Los antibióticos de las carroñas están mermando la población de buitres

  • Una investigación del CSIC muestra este efecto de los tratamientos veterinarios

Investigadores españoles han hallado altas concentraciones de antibióticos en la sangre de ejemplares de tres especies diferentes de buitre, lo que podría constituir uno de los factores que causan la regresión de estas poblaciones en España. El trabajo, cuyas conclusiones aparecen en la revista científica PLoS ONE, revela la presencia de altas dosis de cinco antibióticos distintos en ejemplares de buitre leonado, buitre negro y alimoche que habitan en las provincias de Segovia y Madrid.

El equipo de científicos, que lidera el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Guillermo Blanco, encontró restos de estos fármacos en el 12 por ciento de 50 ejemplares de buitre leonado, en el 57 por ciento de 49 individuos de buitre negro, y en el 40 por ciento de los 25 alimoches. En un primer momento, los investigadores hallaron restos de estos antibióticos en cadáveres de cerdos procedentes de la ganadería intensiva, que son una base importante de la alimentación de las aves carroñeras.

Las concentraciones de antibióticos en el ganado son el resultado de suministrar grandes cantidades de drogas veterinarias para el tratamiento de enfermedades en la cabaña ganadera.

Los científicos comprobaron también que estos fármacos afectan al sistema inmunológico de los buitres, como ocurre en los humanos cuando se usan antibióticos de forma inadecuada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios