Un grupo de científicos logra crear células humanas directamente de la piel

  • Se abre la posibilidad de reemplazar tejidos en el caso de enfermedades incurables

Dos equipos de científicos británicos y canadienses han logrado crear células humanas directamente a partir de la piel de un paciente, eliminando así la necesidad de recurrir a embriones.

Los resultados de las investigaciones de ambos equipos, anunciados por la revista Nature, son un paso importante en la búsqueda de tratamientos seguros para la sustitución de tejidos dañados de cualquier parte del cuerpo.

Debidamente manipuladas por los científicos, las células de la piel asumen las propiedades de las células madre obtenidas normalmente de embriones de forma que pueden transformarse en cualquier tipo de tejido del cuerpo humano.

Previamente sólo era posible crear esas células troncales pluripotentes inducidas (siglas en inglés: iPS) utilizando virus para insertar los cuatro genes que llevan a cabo la reprogramación.

Pero los virus modificaban el ADN de las células de tal forma que aumentaba el riesgo de cáncer, con lo que la técnica resultaba demasiado arriesgada para su empleo en pacientes humanos.

Otro peligro que existía era que los cambios provocados por los genes condujesen a anomalías de desarrollo.

Pero ahora, los científicos han logrado evitar el uso de virus y eliminar los genes una vez que éstos han cumplido su tarea.

Los equipos británico y canadiense lograron insertar los cuatro genes en un único segmento de ADN para que llevasen a cabo las reprogramaciones necesarias y luego los eliminaron antes de que pudieran causar daños.

La técnica, descrita en la versión de internet de Nature, fue desarrollada tanto en células de la piel de personas como en la de ratones de laboratorio.

Las pruebas llevadas a cabo con las células reprogramadas indican que se comportan exactamente como las células madre procedentes de los embriones.

Todo ello permite a los científicos pensar más seriamente en la posibilidad de utilizar ese tipo de células pluripotentes para reemplazar tejidos en personas aquejadas de enfermedades degenerativas o hasta ahora incurables.

Esas células podrían eventualmente transformarse en neuronas cerebrales, células pancreáticas productoras de insulina, en hueso o cartílagos, músculo cardíaco o cualquier otro tejido del cuerpo humano.

Al proceder de las células de la piel del propio paciente se resolvería de paso el problema de rechazo.

Las células embriónicas son mucho más versátiles que las células troncales "adultas", que tienen una aplicación limitada.

Los dos equipos que han colaborado en esos trabajos son uno del Centro de Medicina Regenerativa de la Universidad de Edimburgo, dirigido por Keisuke Kaji, y otro de la Universidad canadiense de Toronto, encabezado por Andras Nagy.

"Este nuevo método hará progresar el campo de la medicina regenerativa y nos ayudará a entender muchas enfermedades y a probar nuevos fármacos", dijo el doctor Kaji.

"Se ha dado un paso hacia el uso práctico de células reprogramadas en la medicina, tal vez eliminando la necesidad de utilizar embriones humanos para obtener células troncales", agregó el experto.

El director del Centro de Medicina Regenerativa del Consejo de Investigaciones Médicas del Reino Unido, Ian Wilmut, advirtió de que pasará aún algún tiempo antes de que puedan administrarse a pacientes las células iPS, pues hace falta desarrollar un método capaz de generar los distintos tipos de células a partir de las de la piel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios