Al menos 76 detenidos en el mayor golpe policial a las estafas en internet

  • Las cantidades de dinero estafadas a los internautas por los delicuentes oscilan entre los 400 y los 1.000 euros · Uno de los métodos más utilizados fue el de la suplantación de identidad bancaria

17

El mayor golpe contra las estafas a través de internet en España se saldó ayer con la detención en 15 provincias (14 comunidades autónomas más Ceuta y 16 comandancias) de 76 personas de distintas nacionalidades que, según apuntaron fuentes de la Policía Nacional, defraudaron a sus víctimas unos tres millones de euros.

Mientras algunos de los arrestados se dedicaban a realizar ventas o subastas de productos que jamás llegaban al comprador, otros realizaban transferencias bancarias tras obtener las claves de acceso a la banca electrónica de sus víctimas empleando distintas técnicas, como el phising -consistente en hacer pasar una comunicación electrónica por oficial- o el pharming -que permite al estafador redirigir un nombre de dominio a otro ordenador-.

La Policía Nacional considera esta operación, denominada Ulises, como la mayor realizada en España contra el fraude en la red. Durante la misma, se procedió a la detención de 76 personas aunque, no obstante, se intervinieron varios ordenadores que los agentes analizan ahora con el objetivo de obtener nuevas evidencias que permitan la identificación de otros individuos que puedan haber participado en las estafas, por lo que la operación no se da por definitivamente cerrada.

Las cantidades defraudadas a los internautas varían entre los 400 y los 1.000 euros por persona estafada, por lo que, según las estimaciones de la Policía, la cifra total podría superar los tres millones de euros. No obstante, y ya que se trata de fraudes cometidos a través de la red, podrían existir miles de perjudicados que todavía no han podido ser identificados, tanto en España como en otros países, por lo que las investigaciones se mantienen tanto por parte de Interpol como por Europol.

Precisamente, fuentes policiales relacionadas con la operación Ulises indicaron que el director general de la Policía y de la Guardia Civil, Joan Mesquida, dio instrucciones a ambos cuerpos transnacionales para que intensifiquen las operaciones en la red así como la labor preventiva mediante la difusión de los consejos a los ciudadanos.

Entre otras medidas, la Policía aconseja no hacer caso de los mensajes de correo electrónico o sms procedentes de supuestas entidades bancarias en los que se solicitan datos, así como utilizar software antivirus que pueda ser actualizado periódicamente.

También se debería comprar en plataformas de comercio electrónico que inspiren confianza y que utilicen servidores seguros, así como desconfiar de los precios excesivamente bajos que en ocasiones son el principal reclamo, con la justificación teórica de la reducción de costes, de algunas estrategias fraudulentas.

En cuanto al origen de las 76 personas detenidas, 47 son españoles, cinco ucranianos, cinco guineanos, cuatro rumanos, dos rusos, dos marroquíes, un holandés, un suizo, un venezolano, un alemán, un uruguayo, un brasileño, un armenio, un jamaicano, un camerunés, un argentino y uno es de nacionalidad moldava.

La operación Ulises fue coordinada por la Brigada de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial, con la colaboración de agentes de las Jefaturas de Policía de Madrid, Cataluña, Aragón, Ceuta, País Vasco, Asturias, Cantabria, Navarra, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Canarias, Baleares, Galicia y Andalucía Oriental y Occidental.

Precisamente, el pasado 27 de enero, la Asociación de Internautas denunció la existencia de cuatro servidores desde los que se robaron datos y claves de miles de usuarios de seis importantes entidades bancarias. "Se trata de una de las pesadillas para los usuarios de la red actualmente", señaló a Efe Víctor Domínguez, presidente de esta asociación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios