Los españoles son los europeos con más reparos a comprar a través de internet

  • La falta de seguridad en las operaciones por la red es el principal temor a la hora de adquirir productos · El número de usuarios se acerca a la media de la Unión Europea

Los españoles son los ciudadanos de la Unión Europea (UE) que más temen una mala utilización de sus datos bancarios o personales cuando compran por internet, una opción que en España sólo utiliza el 18 por ciento de la población entre 16 y 74 años, frente al 30 por ciento de media de los Veintisiete. Así lo refleja un estudio sobre compras electrónicas y uso de la red en la UE de la Oficina estadística del Ejecutivo comunitario (Eurostat).

El informe refleja que el 27 por ciento de los españoles en esa franja de edad evita hacer compras on line por miedo a la falta de seguridad en las operaciones, muy por encima de la media del 12 por ciento en la UE.

Los principales temores de los españoles a la hora de comprar en la red son los potenciales problemas de seguridad en la transacción y la falta de privacidad que pueden implicar estas compras para las que deben suministrar algunos datos personales, como su nombre y apellidos y número de tarjeta, que es lo que menos confianza da a los españoles para realizar las compras a través del ordenador.

En uso de internet, España está, sin embargo, más cerca de la media comunitaria, ya que el 52 por ciento de los ciudadanos de 16 a 74 años lo utiliza, sólo cinco puntos menos.

Los países más avanzados en este ámbito son Holanda (donde el 84 por ciento de la población lo ha usado en los últimos tres meses internet), Dinamarca (81 por ciento), Suecia (80 por ciento), Finlandia (79 por ciento) y Luxemburgo (78 por ciento), y los más rezagados a usarlo son Rumanía (24 por ciento), Bulgaria (31 por ciento) y Grecia (33 por ciento).

La situación es mucho más dispar en operaciones de compra por internet, pues mientras en Dinamarca y Holanda recurre a esta posibilidad, y el 55 por ciento de los ciudadanos y en Suecia y Holanda el 53 por ciento, en países como Bulgaria, Rumanía, Lituania, Grecia, Portugal y Estonia no alcanza el 10 por ciento.

La preocupación por un hipotético mal uso de sus datos también desanima a un elevado porcentaje de finlandeses (26 por ciento esgrimen esa razón para no comprar por internet) y chipriotas (20 por ciento).

Resulta más habitual que los internautas utilicen la red para operaciones bancarias, algo que ya hace el 44 por ciento de los europeos y el 31 por ciento de los españoles entre 16 y 74 años.

La banca por internet está especialmente extendida en Finlandia (84 por ciento), a pesar de sus temores por la seguridad, Estonia (83 por ciento), y Holanda (77 por ciento).

Eurostat también ha recabado datos sobre los usuarios de internet que han sido víctimas de algún virus informático, un problema que afecta sobre todo a Lituania (41 por ciento de los internautas), Eslovenia (35 por ciento) y Malta (34 por ciento).

En España, los virus informático han provocado pérdidas de datos al 25 por ciento de los usuarios de la red, dos puntos porcentuales más que en la media de la UE.

Por último, Eurostat recuerda que una manera de protegerse contra posibles pérdidas de información es hacer copias regulares de los archivos, práctica que sólo aplica el 23 por ciento de los europeos y el 18 por ciento de los españoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios