Tráfico

El exceso de alcohol fue la causa del 98% de las detenciones tras la reforma del código penal

  • Rubalcaba también se refirió a las carreras ilegales de coches y dijo que la policía y la Guardia Civil actuarán de manera "absolutamente contundente" contra estos actos delictivos.

Comentarios 5

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que el 98 por ciento de los 3.119 conductores detenidos tras la entrada en vigor de la reforma del Código Penal en materia de seguridad vial, el pasado 2 de diciembre, fue por exceso de alcohol. Así, 3.058 fueron sancionados por superar las tasas de alcohol y 61 por rebasar los límites de velocidad. "Con la reforma penal no se trata de meter a la gente en la cárcel, sino de prevenir los accidentes", apostilló.

Rubalcaba hizo balance de las medidas emprendidas en materia de seguridad vial por el Gobierno en esta legislatura, durante su intervención en el Pleno del Consejo Superior de Tráfico, órgano consultivo formado por representantes de comunidades autónomas, ayuntamientos, asociaciones de automovilistas, sindicatos, asociaciones de víctimas y demás entidades vinculadas a la seguridad vial.

Del mismo modo, Rubalcaba se refirió a las carreras ilegales de coches, de las que dijo que es es ilegal practicarlas, así como colgarlas en internet. De hecho, dijo que la policía y la Guardia Civil actuarán de manera "absolutamente contundente" contra estos actos delictivos, y pidió a los ciudadanos que, si tienen conocimiento de que en algún sitio se practican estas carreras, lo denuncien.

Además, dijo que la velocidad media de los conductores españoles se ha reducido tres kilómetros por hora en los últimos tres años, aunque sigue siendo la causa de la mitad de los accidentes en carretera. Según datos oficiales, en 2005 la velocidad media de los conductores era de 116,7 km/h, en 2006 de 114,5 km/h y en 2007 de 113,8 km/h.

5.000 conductores pierden todos los puntos

El ministro también apuntó que hasta el 31 de enero pasado un total de 4.760 conductores han perdido el permiso de conducir por haber agotado ya todos los puntos y agregó que 3.735 personas han pasado por cursos de reeducación vial.

Igualmente, subrayó que los conductores muertos en accidente con tasas ilegales de alcohol en sangre, según las autopsias, han pasado del 31 por ciento en 2003 al 26 por ciento en 2006.

Asimismo, Rubalcaba agregó que durante esta legislatura se han pasado de 2,5 millones de controles preventivos de alcoholemia en 2003 a 4 millones en 2007, pasando de un 4,2 por ciento de positivos a un 2,4 por ciento en 2007, respectivamente. "Se han hecho más controles y ha habido menos conductores que han dado positivo", recalcó.

Plan para ciclistas

Además, anunció que su departamento estudiará poner en marcha un plan especial para proteger a los ciclistas, y reclamó a los conductores de coches y camiones "que no se olviden que pueden llevar una bici al lado".

Con respecto al aumento de la siniestralidad entre los motoristas, afirmó que este hecho pasa en el resto de Europa y que "no es algo imputable a los conductores de motos". En este sentido, recordó que la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha un plan especial para reducir los motositas muertos en carretera. "Creemos que el plan va a funcionar. Hay que darle tiempo".

De la misma manera, afirmó que el 93 por ciento de las personas que se sitúan en los asientos delanteros utiliza el cinturón de seguridad cuando circula en carretera, cifra que se reduce al 75 por ciento para las personas que ocupan los asientos traseros.

Igualmente, Rubalcaba destacó que el Ejecutivo, para reducir la velocidad, instaló en 2007 un total de 500 radares fijos, y añadió que en las próximas semanas comenzará a funcionar en pruebas el Centro Estatal de Tratamiento de Denuncias Automatizadas (Estrada), que posibilitará la tramitación de expedientes de sanción por las infracciones captadas por los radares.

Sobre las distracciones de los conductores mientras conducen, dijo que se han hecho campañas para sensibilizar sobre el riesgo de usar el teléfono móvil (infracción grave), así como fumar o utilizar el navegador (aún sin sanción).

Por último, Rubalcaba remarcó que la siniestralidad en las carreteras ha bajado en los últimos cuatro años, con un descenso acumulado del 32 por ciento en el número de víctimas. "Estos datos no hubieran sido posibles sin la complicidad de los conductores", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios