El 80% de los nuevos medicamentos y sistemas de diagnóstico utilizarán nanotecnología en cinco años

  • Las aplicaciones que se derivan de esta disciplina son cada vez mayores, ya que las nanopartículas ayudan a que los elementos o procesos sean más inteligentes o eficaces.

El 80 por ciento de los nuevos medicamentos y de los sistemas de diagnóstico que se apliquen serán una realidad, en cuatro o cinco años, gracias a la nanotecnología. Esta previsión es una de las que barajan los máximos expertos en nanociencia, que estos días se reúnen en el mayor congreso en esta materia del sur de Europa y que se celebra en el palacio de Congresos de la Expo de Zaragoza hasta este jueves.

Las aplicaciones que se derivan de esta disciplina son cada vez mayores, ya que las nanopartículas ayudan a que los elementos o procesos sean más inteligentes o eficaces.

En este sentido, tanto el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López Pérez, como el director general del Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón, José Luis Serano, resaltaron, durante el acto de inauguración, la trascendencia de este campo multidisciplinar de investigación, en el que Aragón destaca como una de las comunidades autónomas que está apostando por el desarrollo de la Nanociencia.

Zaragoza ha sido elegida como sede de este congreso que organiza a nivel nacional la Fundación Phantoms para impulsar el trabajo de la red Nanospain, que engloba a 270 grupos de investigación y empresas del sector. El potencial de Aragón queda remarcado además por el récord de participación del congreso con 320 investigadores, la mitad procedentes de otros países como Portugal, Francia, Alemania, Holanda, Italia y México, que buscan mejorar la planificación y la coordinación entre los distintos grupos de investigación en esta materia.

Las posibilidades, según los expertos, son innumerables, como en el área de la medicina: un laboratorio que funcione en chip, del tamaño de un móvil; biosensores, que introducidos en un paciente que ha superado un proceso oncológico, son capaces de alertar de por vida del inicio de una metástasis; nanopartículas magnéticas para hipertermia, con una doble función: facilitar un diagnóstico más preciso de zonas tumorales y al mismo tiempo desactivar las células tumorales mediante calor, a 44º.

También, medicamentos con nanopartículas en suspensión, que inhalados consiguen llegar a la corteza cerebral, actuando en patologías como Alzheimer o Parkinson, o fármacos contra la artrosis, que se inyectan y se fijan a las articulaciones mediante imanes, evitando además los efectos secundarios habituales en el aparato digestivo cuando se ingieren.

"Sin duda alguna, en cuatro o cinco años, cerca del 80 por ciento de los nuevos medicamentos y los sistemas de diagnóstico que se utilicen van a utilizar la nanotecnología. Esas son las previsiones de Europa y el desarrollo de esta disciplina crece a un ritmo muy importante", señaló Jesús Martínez de la Fuente, de la Fundación I+D del Gobierno de Aragón y que trabaja en el Instituto de Nanociencia de Aragón de la Universidad de Zaragoza. 

Martínez de la Fuente es uno de los organizadores del congreso, junto a Fernando Palacio, del Instituto de Ciencias de Materiales de Aragón, un centro mixto entre el CSIC y la Universidad de Zaragoza, y María Teresa Martínez, del Instituto de Carboquímica, del CSIC.

Por su parte, el profesor Fernando Palacio destacó las profundas transformaciones en todos los ámbitos que va a suponer la aplicación de la Nanociencia y la nanotecnología en la sociedad en general. "Se trata de un cambio disruptivo, revolucionario, como el que ha supuesto el correo electrónico en la comunicación escrita. Cuando dentro de unos años miremos hacia atrás nos daremos cuenta de los cambios que se han producido tan increíbles".

Palacio investiga en nanopartículas magnéticas para hipertemia, capaces de actuar como agente de contraste en resonancias magnéticas, pero también con capacidad para desactivar dichas células tumorales. 

Además, este investigador recordó que la Nanociencia ha demostrado ser muy útil frente al cambio climático, como ya ocurre en Tokio, donde los edificios de oficinas con grandes cristaleras se revisten con una pintura transparente con nanopartículas, sobre la que fluye una lámina de agua, que al evaporarse reduce hasta 14º la temperatura del interior de los edificios. "Esto ya es una realidad. No es ficción. Con todo lo que supone para una ciudad de más de 20 millones de personas, con veranos muy cálidos, con temperaturas cercanas a los 40º y una humedad del 100 por cien", dijo. 

En este sentido, apuntó otro tipo de aplicaciones por grandes empresas automovilísticas, capaces de ofrecer vehículos autolimpiables, con materiales que solo precisan de agua, sin jabón, para aparecer siempre impecables. "Es una verdadera revolución, con aplicaciones infinitas para memorias cada vez más potentes, laboratorios en un chip, aromas encapsulados para la industria alimentaria o avances contundentes en medicina", concluyó.

En el congreso además de nanomedicina, se expondrán áreas como los sensores de nanofotónica, el nanomagnetismo, los nanotubos de carbono,los nanomateriales y la nanoquímica, y además se abordará la política científica y nanoinfraestructura, donde representantes de diversas autonomías presentarán durante mañana martes las diversas estrategias diseñadas para el desarrollo de la Nanociencia.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios