Tres tiroteos dejan 14 muertos en EEUU en menos de 24 horas

  • Los Ángeles (California), Kirkwood (Missouri) y Baton Rouge (Luisiana) fueron los escenarios de sendas masacres que ponen en cuestión la Segunda Enmienda

Comentarios 1

La Segunda Enmienda a la Constitución de Estados Unidos, que reconoce el derecho de toda persona a defenderse con las armas, vuelve a quedar en evidencia. Los ciudadanos de ese país han vuelto a vivir nuevos episodios de violencia protagonizados por hombres armados, después de que tres sucesos distintos en menos de 24 horas provocasen un total de 14 víctimas mortales. El primero de ellos ocurrió el jueves (madrugada de ayer en España) en un suburbio de Los Ángeles, donde un varón que llamó a la Policía para confesar que había matado a tres miembros de su familia terminó recibiendo a tiros a los agentes, lo que provocó la muerte del agresor y de uno de los policías. Por otra parte, un hombre asesinó ayer a cinco personas al irrumpir en un Pleno municipal en un suburbio de la capital de Missouri, Saint Louis. En esta ocasión, el asaltante murió abatido y, tres funcionarios y dos agentes fueron asesinados. El último de los incidentes tuvo lugar en un centro universitario de Luisiana, donde una joven mató a dos personas antes de suicidarse.

El atacante de Missouri salió de su casa después de decir a su familia que la quería, según informaciones del diario local St. Louis Dispatch recogidas por Otr/press. Pese a esta despedida de aparente normalidad, se dirigió al Ayuntamiento de Kirkwood, barrio de clase alta. Allí, inició una masacre inaugurada en el aparcamiento, donde mató al primero de los agentes. Otro, fue abatido minutos después por el asaltante en el interior de las instalaciones.

Posteriormente, entró en una reunión donde se encontraban unas 30 personas y comenzó a disparar a algunos de los presentes. "Vino desde el fondo de la sala", recordó una periodista que se encontraba en el lugar cuando ocurrió todo. "Estaba gritando algo acerca de disparar al alcalde cuando comenzó a disparar a todo el que pudo", agregó. La oficial Tracy Panus señaló que el agresor "disparó a tres personas que participaban en la reunión".

Según los testigos, el atacante era un contratista local que había tenido diversas disputas con el Consistorio y que ya había sido arrestado en dos ocasiones en 2006, precisamente por irrumpir en otras tantas reuniones. La cadena de televisión KMOV-TV puso nombre al sospechoso, Charles Thornton, y edad, 52 años. Además, entrevistó a su hermano, quien explicó que su pariente había entrado "en guerra esta noche con la gente y el Gobierno que generaban tormentos y conflictos en su vida y terminó con ello". "Para mí está bien", añadió Gerald Thorton.

Cuando se creía que el de Missouri iba a ser el último suceso del día, la noticia saltó en el Louisiana Technical College de Batton Rouge, de nuevo, como ya ocurriese en algunos sucesos recientes, en un centro educativo. Una joven armada irrumpió en las citadas instalaciones y disparó a dos chicas estudiantes mientras estaban sentadas en sus mesas, en una de las aulas de la segunda planta del centro, según relató a la prensa el sargento Don Kelly. El oficial precisó que los agentes llegaron al campus tan sólo cuatro minutos después de que se recibiera la primera llamada a la Policía a las 8.36, hora local.

"Hubo un alboroto masivo, gente corriendo", afirmó Kelly, quien explicó que minutos después de que ocurriese la masacre aún se podía detectar en la clase donde perdieron la vida las dos estudiantes el olor a "pólvora". Por prevención, los alumnos que se encontraban en otras salas fueron obligados a permanecer en ellas unas dos horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios