Las trabajadoras europeas ganan un 17,4% menos que los hombres

  • Un informe de la UE pone de relieve las desigualdades existentes entre ambos sexos

Las mujeres en la Unión Europea (UE) ganan de media un 17,4% menos que los hombres, una diferencia ligeramente inferior a la que se registra en España que al parecer no va a empeorar por la crisis, afirmó ayer el comisario europeo de Empleo, Vladimir Spidla. "No creo que la crisis vaya a empeorar la situación, aunque tampoco se pueden subestimar sus consecuencias", dijo el comisario durante la presentación de una campaña para ayudar a luchar contra la diferencia de retribución por razón de sexo.

Por países, las mayores diferencias se dan en Estonia (30%) y Austria (25%), y las menores en Italia (4%) y Malta (5%), mientras que España se sitúa en la media, con un 17,6%. Sin embargo, las consecuencias que tendrá para las desigualdades la caída de la economía no están claras, según Spidla, que remarcó que desde que comenzó la crisis ha perdido su empleo el triple de hombres que de mujeres. Además, el comisario dijo que las instituciones financieras con mujeres en su equipo directivo están soportando mejor las turbulencias, mientras que las medianas empresas dirigidas por hombres están siendo un 10% menos eficaces.

Los cálculos de la Comisión Europea (CE) indican que un 50% de las desigualdades salariales en la UE se deben a una discriminación directa, es decir, a una remuneración inferior por el mismo trabajo, y el otro 50 a la dificultad de acceso para las mujeres a buenos trabajos. Así, mientras que el nivel de empleo de las mujeres está aumentando (un 58,3% de las mujeres frente un 72,5% de los hombres), las mujeres aún trabajan por horas con más frecuencia que los hombres (un 31,2% frente a un 7,7%) y predominan en los sectores con salarios más bajos (más del 40% trabajan en la sanidad, la educación o la administración pública: el doble que los hombres). Sin embargo, las mujeres representan el 59% de universitarios.

La diferencia de retribución también reduce las pensiones de las mujeres, lo que al final provoca pobreza: un 21% de las mujeres de 65 años corren riesgo de pobreza, frente a un 16% de los hombres.

Entre tanto, un informe elaborado por la CE confirma que las mujeres también están mal representadas en la toma de decisiones económicas y en la política europea. Los bancos centrales están dirigidos por hombres. La proporción de mujeres en los parlamentos nacionales se ha incrementado del 16% en 1997 al 24% en 2008. El Parlamento Europeo se sitúa justo por encima de dicha cifra (el 31% de sus miembros son mujeres). En cuanto a los gobiernos nacionales, el número de ministros supera al de ministras en una media de tres a uno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios