'Cuéntame' se adentra en la tele de la Transición

La televisión, y más en concreto la única señal que sintonizaban los españoles, TVE, fue una de las herramientas fundamentales para mentalizar a la población de los cambios que se iban a producir en el ámbito político a partir de la muerte de Franco. Una travesía, la de la transición, que se desarrolló a velocidad pausada, pero inexorable, para esquivar todos los escollos. La premiada serie Cuéntame afronta en esta recta final de la temporada los inciertos, y apasionantes, meses que discurren desde el fallecimiento del dictador hasta la aparición en escena del presidente del Gobierno que asumió la misión de implantar la democracia, Adolfo Suárez.

La ficción de La 1 va a tirar más que nunca de la videoteca de la cadena pública para ir contextualizando las vivencias de los Alcántara en el proceso de cambios. En el episodio de la semana pasada los protagonistas contemplaban el estreno de La clave, el programa de debate de José Luis Balbín que inició su andadura en enero del 76 en la Segunda Cadena. La aparición de políticos europeos de "la oposición", por ejemplo, fue una didáctica forma indirecta de contar a los españoles los entresijos de la democracia, tan demandada por determinados sectores como tan misteriosa para gran parte de la ciudadanía. El juego o el aborto, temas tabú en esos años, fueron algunos de los primeros debates de Balbín.

La clave, que meses después se vio obligada a hacer un paréntesis a la espera de mejores tiempos, fue una avanzadilla de los espacios que fueron cambiando la fisonomía de aquella parrilla de TVE, el mismo ente público que Suárez dirigió a finales de los 60. La buena sintonía del presidente con los profesionales de la Casa sería decisivo para que a través de la pequeña pantalla llegara claro el mensaje de los nuevos tiempos. Los rostros de los Telediarios de finales del 76, nuevos para el espectador, Lalo Azcona y Eduardo Sotillos, son iconos de esa renovación. TVE puede reclamarse a sí misma a través de Cuéntame.

Vivir para ver, de Alfredo Amestoy o los reportajes de Informe semanal y Los reporteros fueron otros de los pilares divulgativos de aquella televisión que se desperezaba.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios