Siguiendo los pasos del ýrealityý

  • Paula Vázquez presenta desde hoy en Cuatro ýFama a bailarý, concurso en el que 20 bailarines compiten por ser el mejor

A Paula Vázquez le gustó la historia de Esther al primer encontronazo en la pantalla de su televisor. Habían pasado muchos años, casi doce, pero cuando vio a esa joven contoneándose, frente a un jurado serio, zapateando, dando palmas sin música, al compás de su propio corazón... Cuando vio eso y que pasó el casting y también sus ganas de comerse el mundo, de renunciar a su familia por un sueño... cuando lo vio... ay, Paula recordó sus inicios profesionales. Porque a ella también le dieron la oportunidad que buscaba con apenas 17 años. No en el baile como Esther, pero sí en la comunicación. En el Un dos tres. Ydespués, Canguros, No te olvides el cepillo de dientes, El euromillón, La selva de los famosos, todo fue rodado.

Paula presentará desde hoy  en Cuatro el programa en el que concursará Esther. En Fama a bailar, el reality que se estrena a las 15.30 horas. Pero ella ya no ha tenido que pasar por ninguna prueba. Ahora Paula sólo sufre por los concursantes. Los vio en los resúmenes de la selección que la cadena ha ido emitiendo estas Navidades. Esther es de Valencia, tiene 19 años, no cuenta con el apoyo de su novio para ser bailarina y no es la única que Paula menciona. La presentadora se solidariza con todos. Con los veinte.  Silvia, Alejandro, Fran, Sonia, Jesús, Hugo, Vicky,... Diez chicos y diez chicas, entre 18 y 30 años, que concursarán individualmente por un máster de un año en una prestigiosa academia internacional de baile, pero que tendrán que actuar por parejas. Con un inconveniente añadido:que al que nominen arrastrará también hacia la cuerda floja a su compañero. Aunque lo haya hecho perfecto. ¿Quiénes nominan? Paula explica la dinámica del concurso tal y como a ella se la contó el director general de Cuatro. “Los jueces son los profesores, ellos nominan a dos chicos y a sus sucesivas parejas, de esos cuatro, el público elige uno fuera”. La presentadora se refiere a Víctor Ullate, el director del centro, a Lola González, la jefa de estudios y a los coreógrafos Marbelys Zamora, Rafa Méndez y Sergio Alcover. Esa es la responsabilidad de ellos. Enseñarles y criticarles. La de ella, Paula Vázquez, conducir de lunes a viernes cada gala, por la tarde, nada de noche, en directo, con conexiones, con entrevistas a los chicos que se van, y sonreír mucho a la cámara, con un estilo menos cuidado, más de la calle, le han prohibido la peluquería. En Cuatro quieren verla natural, sin muchos arreglos. Y ella, encantada.

Lo que se verá hoy ya está cuidado al detalle. Aparecerá la presentadora, conectará con la casa, “situada muy lejos de Madrid, a las afueras”, y los espectadores verán la entrada de los bailarines. La casa donde van a vivir no es la misma que donde van a bailar. El reality se desdobla.  Después de las presentaciones, la audiencia será testigo del reparto de coreografías. Cada lunes se entregan los pasos para la pareja y otro para el grupo. Cada día es un reto. Porque el martes toca la primera audición con el jurado. Y Paula Vázquez lo contará en directo. El miércoles también hay concurso, se elegirán los dos mejores bailarines y sus acompañantes. El jueves, más nervios, porque de esas dos parejas se elige a una como la mejor, que gana la inmunidad. El viernes, el gran día: Los concursantes bailan y el jurado decide nominados. El sábado y el domingo no hay pruebas. Lo que hay es nervios, porque el lunes es la expulsión. Pero al menos descansan de las tareas diarias. Paula Vázquez y el equipo no.Porque el domingo se emitirán los mejores momentos de Fama, de toda la semana. En otra gala.

En Fama a bailar saben que cuando alguien se marche, el próximo lunes, tendrá que venir otro, porque el concurso sólo se entiende con el baile por pareja. Esto da juego al reality, Paula está convencida. Así que los casting no acaban. Tras la primera marcha vendrá alguien de reserva en las pruebas por ciudades. Oalguien que haya mandado su vídeo a la página web de la cadena. La repesca se acabará el 14 de febrero. Entonces nadie más entrará, porque Fama tiene fecha de caducidad. “Sólo son tres meses”.

Fama también tendrá un canal 24 horas. Como Gran Hermano. “Es la forma del espacio de demostrar que no habrá manipulación”. Y  Paula tendrá que verlo todo, para estar al día. Como Mercedes Milá. “Ojalá llegara al carrerón de la Milá, ojalá yo fuera la seña de identidad de todas las temporadas de Fama, como ella lo es de Gran Hermano, claro que me haría ilusión”. Ojalá es la palabra que más menciona Paula. “Ojalá el público nos siga”. “Ojalá seamos la alternativa”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios