Tan falsa como un bolso Gucci chino pero menos creíble

Telespan 2000 se mueve por el Festival de Málaga. Cine Español con gran soltura y desparpajo. Tanto, que a esta productora no le ha importado mostrar aquí Gente de mala calidad, una película fallida, otra más de esas ideas a medio desarrollar que lanza de vez en cuando la gente de Tomás Cimadevilla. Los productores de El otro lado de la cama (2001) han recurrido a parte de su equipo habitual (San Juan, Tejero y Malla) para el segundo largometraje de Juan Cavestany, el que fuera periodista y luego guionista. Cavestany parece creer que los treintañeros de hoy son todos unos tarados, que sí, pero no nos dice el porqué, simplemente se inventa una trupe de lo más completita -de nula credibilidad- y espera que los espectadores se diviertan con este guión sin pies ni cabeza, al que el montaje le resta la poca realidad que podía contener. Tan falsa como un bolso Gucci chino, pero menos creíble, Gente de mala calidad es otra convencional ración de mal rollo, de falta de esperanza y de fealdad, de la que poco se puede extraer y que genera pocas sonrisas y reflexiones. Los fans de Alberto San Juan tienen 90 minutos más de celuloide que quizá aprecien.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios