¡Bravo, Berizzo!

Al técnico del Celta no le ha temblado el pulso a la hora de castigar a uno de sus mejores jugadores

Consecuencias

El ser o no ser pasa por un campo de fútbol, de ahí estas tragicómicas consecuencias