Izquierda Unida confía en que su diputado resista al voto emigrante

  • "Nuestros cálculos nos dan incluso más ventaja, pero si sucede lo contrario no nos va a cambiar la cara", afirma Rosalía Martín · El miércoles se conocerá el resultado

Comentarios 0

EL análisis postelectoral puede ser más enrevesado de la cuenta. La presencia de Rosalía Martín en el Parlamento por parte de la candidatura almeriense de Izquierda Unida pende de un hilo. Exactamente, de algo más de 2.000 papeletas en las que los emigrantes almerienses depositaron su elección y cuyos votos aún no se han sumado a los resultados finales. El sistema de votación D'hont establece, para este caso, que el PSOE, partido al que IU le ha "arrebatado" su quinto diputado, debería obtener cinco votos por cada uno que sume la coalición. Estos deben sumarse a los más de 400 que ya le aventajan en este escaño. En principio, aunque la balanza cae levemente del lado de  los de Rosalía Martín, puede pasar de todo. Por eso, Izquierda Unida ya ha indagado y toma sus propias conclusiones: "Somos conscientes de esa situación y tenemos la esperanza de mantener el escaño. Moralmente, en Almería tenemos representación en el Parlamento a pesar de lo que pueda ocurrir. Pero estamos convencidos de que vamos a seguir manteniendo ese escaño. Lo que no puede quitar absolutamente nadie es que somos determinantes en Andalucía". Si por un caso hipotético, el voto inmigrante favoreciera a los de José Luis Sánchez Teruel (PSOE), la candidata de IU no piensa perder los papeles: "No nos va a cambiar la cara si eso ocurriera".   La decisión tomada por los emigrantes almerienses, que traerá el fin de los cálculos para IU y PSOE, se sabrá, casi con toda seguridad, durante el día de mañana. "Según los números que hemos echado, nos distancia a mejor en el número de votos", apostilla Rosalía.

Como está claro, IU quiere amarrar su representación almeriense en el Parlamento, pero de deshacerse, el resultado final no cambiaría el rumbo marcado por estas elecciones. El pacto entre los dos partidos izquierdas es más que una realidad. Hasta ayer, ninguna de las dos formaciones lo había negado. Rosalía tampoco se atrevió a hacerlo: "El artículo 42 de nuestro estatuto dice que las decisiones en esa materia las toma la militancia. Así que serán ellos los que tomen en esa decisión. No se trata de sillones, sino de saber gestionar lo que la ciudadanía nos ha dado en función de lo que nos diga la militancia". Lo que sí ha establecido el partido liderato por Diego Valderas es que "para poder empezar a hablar, primero hay que airear". O lo que es lo mismo. Izquierda Unida requerirá una comisión de investigación de la Junta de Andalucía antes de unir sus escaños a los de los socialistas para gobernar en la región. "Para empezar a hablar es necesario empezar con una comisión de investigación en la Junta de Andalucía, no se puede pisar allí sin antes esclarecer y limpiar de corruptelas, enchufismos y de amiguismos. Esa comisión, que en tantas ocasiones nos han denegado, debe producirse", manifiesta Rosalía Martín. 

Las propuestas de Izquierda Unida están firmadas ante un notario. Diego Valderas quiso que su proyecto fuera algo más que un documento inerte. Es su momento para poder aplicarlo. 

más noticias de ELECCIONES ANDALUZAS 2012 Ir a la sección Elecciones Andaluzas 2012 »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios